“Héctor, ayer cierre con beso y teléfono con una Holandesa, después afilo el colmillo y otra me hace cobra, pero termino la noche cerrando y follando con una chica Americana. Increíble primera noche después del taller. Gracias por todos los consejos que me diste”.

seducción

Desde siempre los hombres han tratado de tener éxito social y sexual. Pero aún más hombres desde la aparición de la “Comunidad” han recorrido el camino de aprender seducción (“The Game” fue publicado en 2005, desconfía de veinteañeros que te digan que llevan “diez años” en la comunidad). Y en mis cinco años de experiencia he visto a muchos chicos recorrer el camino desde la más absoluta torpeza social hasta un desarrollo personal, social y sexual más que notable. Algunos de ellos dedican un tiempo a compartir con otros menos expertos sus conocimientos y destrezas, aunque la mayoría se “cansan” de repetir las mismas instrucciones, los mismos consejos y las mismas técnicas.

Muchas veces me han preguntado – esos mismos “instructores cansados” y otras personas de mi entorno – el motivo por el cual sigo interesado en transmitir lo que para mí fue un cambio vital de ciento ochenta grados. En una de estas situaciones, en lugar de argumentar con mis ya típicos “¿tú sabes lo que sufre un hombre que nunca tiene sexo?” o “porque aprender a seducir es aprender a controlar nuestro inconsciente emocional, y eso no lo puede o quiere enseñar nadie más que nosotros”, simplemente le enseñé un mensaje de móvil que me había enviado un alumno ese mismo día.

“Buenas Héctor, te escribo porque tuve un sargeo impresionante, me sentaba solo en el avión y llegó una chica guapísima que se sentó a mi lado. Venía de vacaciones a España, en fin… acabamos liándonos en el avión y cambiará sus planes para visitarme en Barcelona. Ya puedo decir que he sargeado en un Avión. Ya tengo ganas de empezar la próxima temporada de Seducción Científica, hacer talleres y volveros a ver. Un abrazo a ti y a todo el equipo”.

seducción en Mallorca

“Héctor, dijiste que echarse novia muy rápido no es la mejor manera de mejorar en seducción, por ello a la chica que conocí justo después del taller de Barcelona le dije que de momento no podía ser más que su amigo especial. […] Yo creía que la perdería pero seguimos quedando y el sexo es aún mejor porque ambos sabemos perfectamente lo que hay. Cuando vuelvas te he de invitar a una cerveza, es lo mínimo.”

Las expresiones que he visto al compartir mensajes como estos, que tantos alumnos nos envían, me dicen que es mucho más fácil entender nuestra motivación desde el punto de vista de tantos alumnos agradecidos. Por ello desde aquí quiero agradecer estas muestras de cariño y gratitud a cada uno de ellos. Porque al final, el éxito personal en la seducción es único y personal de cada uno, pero la sensación de contribuir a la paz emocional de otros no puedo compararla con nada más de lo que hago en mi vida.

“Buenas Héctor!! Espero que estés genial y sigas imparable!! yo la verdad que a días muy bien, otros no tanto pero por falta de energía, ya no por miedos. […] y ya he tenido sexo con una chica que conocí parando por la calle. […]necesito más experiencia pero fue en la primera cita, algo que antes para mí era imposible, y os lo agradezco de corazón.”

doublekissmove

Por eso sigo aquí, no sólo para compartir experiencias y conocimientos, sino para ser partícipe directo de la mejora personal de tantos alumnos que deseáis seguir progresando en vuestras  habilidades sociales y de seducción. Gracias por vuestra confianza y vuestros mensajes de agradecimiento.

 

Si fuera a darte una respuesta directa no escribiría esto, simplemente diría en facebook: “sí, los calvos también ligan“.

En mi propia vida, tuve tantos complejos de obeso, feo y pagafantas que sinceramente casi no reparé en mi pérdida de cabello. Un día, cuando ya me quedaba una frente del tamañano del desierto de Arizona alguien me sugirió raparme, y lo hice. Desde entonces me he vuelto adicto: cuando llevo dos semanas sin pasarme la máquina corro a mi peluquero de confianza (Mauro, un saludo) y salgo mucho más atractivo, confiado y hasta “limpio”.

Ademas, hoy mismo ha caído en mis manos un estudio científico (para algo nos llamamos Seducción científica) sobre este tema, y no puedo resistirme a escribir sobre ello:

Según el doctor Albert Mannes en un estudio de psicología social, se observaron tres situaciones:

1. Los hombres con la cabeza rapada eran considerados más dominantes que hombres parecidos con todo su pelo.

2. Los hombres a los que se les borraba el pelo digitalmente eran percibidos como más dominantes, altos y fuertes que sus imágenes sin retocar.

3. Los hombres que se van quedando calvos pueden aumentar su estatus percibido afeitándose la cabeza.

Como soy muy curioso, me he ido a “navegar” y mi sospecha se ha traducido en confirmación: aquí la foto del Dr.Mannes:

Yo no conozco los detalles del estudio, pero sí tengo una muy afinada intuición de qué motiva a cada uno… y creo que este señor no tiene “un pelo de tonto”. Posiblemente su muestra no era representativa, o los hombres con pelo eran muy feos, o vaya usted a saber… En todo caso, dejadme ir a lo práctico:

a) Tienes mucho pelo y es bonito. En este caso déjate melena, o haz una cresta, o tíñete de rubio y otro día de pelirrojo… en resumen, utiliza tu pelo a tu favor. Porque a pesar de que el Dr. Mannes diga que los calvos “parecen más poderosos”, el pelo es un indicador de salud que compensa con creces el factor estatus, si lo utilizas de forma diferenciadora. En los ejemplos queda clarísimo que si tienes un buen pelo, debes usarlo…

b) Te quedas calvo o tu pelo no es bonito.  Aquí es donde me fío del estudio, porque lo he contrastado una y otra vez. Un hombre que se “está quedando calvo” parece más viejo y más descuidado que si se rapa al cero.  Mirad qué bien le queda al bueno de Statham su estética de tipo duro con barbita de tres días… y rapado.

El pelo es sólo una parte de nuestra presencia pero tiene un efecto importante porque casi el 70% del tiempo miramos a las personas a la cara. Así que prestad atención pero no os obsesionéis con ello, pues al final lo importante es el conjunto de nuestro atractivo, que para bien o para mal, depende menos del físico que el de las chicas. ¿Qué experiencia tenéis vosotros con vuestro pelo?

No lo hagas.

Cada semana veo en el foro, en el blog y en el facebook esta misma pregunta:

Cómo convertir a una chica en mi novia“, “cómo encontrar novia“, “cómo consigo convencerla de que seamos novios”, o variantes aún peores “quiero que sea mi novia pero ella me ve como a un amigo, ¿cómo le hago cambiar de opinión?”.

Piensa de entrada, que cada vez que alguien pregunta esto un pedacito de mi alma sufre un dolor casi mortal. Me duele, me duele mucho. Porque el hombre que piensa de esta manera está condenado a sufrir fracaso tras fracaso. (Lo sé por experiencia…).

pedir que sea mi novia

Primero: ¿para qué quieres una novia?

Puede ser que ya hayas tenido mucha experiencia con mujeres, y no quiero poner número, pero si eres tío y tus cifras tienen menos de dos dígitos… te falta experiencia con mujeres. No, las de pago no cuentan. De hecho, restan. (otro día hablamos de ello). O sea, puede ser que tú ya hayas estado con decenas de chicas, y ahora quieres dar “un paso más”. Enhorabuena, estás buscando a tu princesa.

Pero lo más habitual en estos casos es chicos con baja autoestima que buscan “llenar su vida” con una novia. ¡MEEEEEC! Error. Se condenan a noviazgos con chicas posesivas, celosas o tramposas que les engañan con otro(s). También es habitual que me digan “así tendré sexo asegurado”. Deja que me ría  :lol:. Por muy novia/esposa que sea una chica, si no siente atracción puede buscar tantas excusas que cuando te des cuenta estarás más tiempo mirando porno que haciendo el amor con ella…

En cualquier caso, el error es pensar que una novia automáticamente nos proporciona algo que valoramos, y que ese mismo algo no lo podemos obtener sin pagar el precio del noviazgo. Estoy hablando de sexo, cariño, conexión, cuidados… porque sí, aunque para los hombres el sexo es fundamental también valoramos la compañía femenina en otros aspectos.

Pregunta abierta: si tú supieras que en cualquier momento puedes ir a un bar, playa, plaza etc… conocer a una chica y acostarte con ella en pocas horas, o abrazaros a la luz de la luna… lo que tú quisieras. ¿Estarías pensando en buscarte una novia? ¿Gastarías días y días en “seducir” a una conocida que apenas te hace caso? ¿O es la mentalidad de escasez la que te hace pensar que necesitas una novia?

Y ahora voy a ellas: ¿qué quieren las mujeres? Un hombre de carácter fuerte, confiado en sus posibilidades y que la pueda proteger. No un tío que a la primera quiere “atarse” a ella. Por eso, pedirle a una chica que sea tu novia es:

1. BETA. Seguramente tienes mentalidad de escasez y quieres “cazarla” por inseguridad. Como si ese “contrato” de noviazgo te garantizara algo… de forma inconsciente estás diciéndote que “vales poco”, y que ella “es el premio”.

2. Poco atractivo. Casi tan poco atractivo como cuando una chica “poco agraciada” se te acerca con cara de “soy fácil” y te toca tratando de resultar sexy. (Si nunca te ha pasado estás de suerte…).

Recuerda, no me cansaré de repetirlo, que muy en el fondo seguimos siendo animales. Nuestros gustos no podemos elegirlos, y si bien a los hombres nos atraen mujeres jóvenes, fértiles y fieles, a ellas les atraen los tíos poderosos (y poderoso puede ser físicamente, intelectualmente o económicamente. Mejor si son las tres juntas…). Digamos un “hombre alfa”. Y este hombre “alfa” idílico… ¿la invita a una cena romántica carísima con violines, le regala un ramo de rosas y le pide que sea su novia con cara de ardilla enamorada? ¿O la agarra de la cintura, la pega a su cuerpo y la besa sin pedir permiso? ¿Le dice “quiero que seamos novios” o le dice “te deseo y quiero hacerte mía aquí y ahora”?

Para desgracia de feministas trasnochadas, seguimos teniendo roles muy diferenciados en el “ritual de apareamiento”. Si tú actúas como un verdadero hombre poderoso, será ella la que trate de “ligarte” para que seáis pareja. En cambio, si tú adoptas el rol de “quiero que seas mi novia a cualquier precio”, recibirás muchos “seamos amigos” o “el sexo dentro de tres meses”.

Adivina en qué libro desarrollo -junto a Ray Havana y Mario Luna- la explicación evolucionista de todo el cortejo humano… por si aún no te ha quedado claro.

Si me dieran un euro por cada vez que alguien me pregunta “¿Qué es lo más importante para ligar?” o “¿Qué es lo que realmente funciona para ligar?”…

En realidad, esta preguna significa: “¿Cómo puedo aprender a ligar sin esfuerzo?”. Y la respuesta es: no puedes. Y no, tampoco puedes mejorar tus resultados mejorando solamente una faceta de tu juego. “Estoy mejorando mi juego interno”, es de las frases que más gracia me hacen, porque suele significar: “como no tengo pelotas para salir a la calle a hablar con mujeres me quedo en casa leyendo sobre seducción”. Otros me dicen: “creo que si mejoro mi comunicación no verbal ya obtendré resultados”, y suele ser -una vez más- una auto-excusa para adoptar poses de “pseudo-James Bond” hablando con aquellas chicas que ya les han descartado y ni tienen ni van a tener interés en ellos.

No hagas el mono, aprende a seducir

En mi opinión, lo más importante para seducir de forma consistente es la confianza (o juego interno), porque es una característica a la que van unidas muchas otras:

– ¿Quién siente confianza si no está bien físicamente? Sé que hay gente con capacidad de auto-engañarse, pero eso dura un segundo frente a una mujer atractiva…

– ¿Quién siente confianza  si no tiene un mínimo estatus económico?

– ¿Quién siente confianza sin un entorno social potente?

Exacto, normalmente sólo transmite auténtica confianza (juego interno) aquel que tiene valor sólido. Y como consecuencia, su Comunicación No Verbal (CNV) suele ser más que buena.

“Pero Héctor, yo quiero mejorar mi Comunicación No Verbal para parecer más alfa”. Vale, podemos trabajar el “haz como si lo fueras hasta que lo seas”, pero no perdamos de vista los fundamentos: si quieres buena CNV asume que deberás trabajar tu juego interno y tu valor sólido. Pero también le podemos dar la vuelta:

Trabaja tu CNV y notarás cómo te sientes más confiado. “¿Sin salir de casa?” Preguntan algunos. Y pocas veces me digno a contestar…

Porque la CNV no se trabaja delante de un espejo sin más, sino que se puede estudiar, practicar y ejecutar con chicas de verdad. Y no, tu prima Cristina no sirve. Porque ella no pone a prueba tu confianza…

Y lo mismo digo del Juego Interno, para mí tiene tres pilares:

– Confianza en el propio atractivo.

– Confianza en el propio juego.

– Aceptación de la incertidumbre.

Fíjate: la primera se mejora trabajando el valor sólido: estatus, físico, estilo etc… La segunda se trabaja conociendo mujeres y seduciéndolas. A ver si me he explicado bien: saliendo de casa, hablando con chicas y llevando las interacciones a terreno romántico y sexual. (Espero que esta vez se entienda…). ¿Y la tercera? Tal vez es la más complicada de todas, porque a pesar de ser guapo, rico y con juego… una mujer desconocida tiene circunstancias y maneras que nos son totalmente desconocidas. Y hemos de aceptar que puede responder como nos gustaría o puede pasar todo lo contrario. “No, a Héctor Latorre nunca le dan bazucazos porque tiene super-poderes de seducción”. (Suspiro). Chicos, a todos los que salimos a sargear nos dan bazucazos, o las amigas se llevan a la chica o la niña no “está en su mejor día”. No existe el 100%, acéptalo. Porque este es el tercer pilar de la verdadera confianza.

Todo esto es una advertencia para los que os habéis apuntado al nuevo taller de CNV y Juego Interno.(No pinches todavía en el enlace, no te apuntes…). Os vamos a dar herramientas, teoría, juegos, respuestas… vais a practicar con nuestras colaboradoras en ejercicios que se acercan mucho a la realidad. Pero no me cansaré de repetirlo: debes salir a la calle y hablar con chicas. Les apetece más de lo que tú te imaginas ahora…

¿Tienes ganas reales de mejorar tu relación con las mujeres? ¿Estás dispuesto a realizar un cambio en tu vida? ¿Quieres mejorar tu confianza y a la vez la forma en la que proyectas tu CNV? Estás advertido: tendrás que esforzarte, y apuntarte al taller de CNV y Juego Interno. O incluso mejor, sal hoy mismo a sargear.

 

Todos se fijan en la importancia de esa “primera frase” (abridor), y planean minuciosamente la forma, el fondo y su ejecución. También es muy habitual repasar y revisar decenas de maneras de besar por primera vez a una chica. Pero casi siempre veo poca atención a detalles tan importantes como la continuación de escaladas críticas, y el resultado suele ser aburrimiento y escaladas mal llevadas…

Por ejemplo, en varios talleres he visto a estudiantes usando mi “abridor del gay” de forma estupenda y luego meter la pata sobremanera:

AVISO: ESTO NO DEBES HACERLO ASÍ!!!!

– Chicas, una pregunta: ¿Cuál de los dos parece más gay?

(risas)

– Va, en serio, ¿Cuál de los dos?

– Los dos igual

– Ah, vale. Gracias. ¿Y vosotras sois de por aquí?

– Sí

– OK, ¿Os gusta la música de este sitio?

(Caras de “tío pesado”).

 

En la secuencia anterior la primera frase tiene gancho, genera curiosidad y provoca risas (maximización). Pero el abridor debería completarse con una transición suave hacia la personalización, en lugar de convertirse en una simple excusa para hablar con ellas.  Casos similares vemos con abridores más directos:

AVISO: ESTO TAMPOCO DEBES HACERLO ASÍ!!!!

– ¿Sabes a quién te pareces?

– No, ¿a quién?

– A alguien a quien debo conocer

(cara de “vale, me has colado una cosita que llevabas preparada”).

– ¿De dónde eres? – Pregunta el alumno

– De aquí

– ¿De Barcelona?

– Sí

Por tanto, amigo del “directo rules”, o fan del “natural gradenauer”… todas esas chicas que ponen cara de poker y van girándose hacia sus amigas sin que tú sepas cómo impedirlo están reaccionando a una pobre transición. Y sí, puedes mejorarlo.

En el caso de un directo, fíjate en qué te motiva a acercarte a ella y no a otra: sea porque te gusta su estilo, su forma de bailar o el lacito de color rojo que se ha puesto en el pelo. A ser posible, que sea algo especial y único de ella (lo de “me molan tus berzas” sólo funciona en historias inventadas o con chicas a las que les pagan).

– ¿Sabes a quién te pareces?

– No, ¿a quién?

– A alguien a quien debo conocer. Me he fijado en tu forma de bailar y me puede causar un problema

– ¿Qué problema?

– Me hace sentir ganas de arriesgarme a hablar contigo. Igual estás loca o tu novio sabe karate…

– (Risas) No tengo novio. Me llamo Cristina.

 

Una vez más, quiero remarcar que esto son solamente ejemplos. Te recomiendo nuestros talleres (el próximo en Barcelona es el sábado día 25, aún estás a tiempo…) para que puedas practicarlo con nosotros, con colaboradoras nuestras y vernos en el campo en plena acción.

Por cierto, tal vez notarás que no he publicado la versión correcta de mi abridor del gay con buena transición: ¿Crees que podrías escribir una buena versión? ¡Atrévete! Prometo pelotear a los mejores, puedes dejar tu versión en los comentarios o en mi página de Facebook (tranquilo, sólo chicos y chicas de mente muy abierta miran mi página, puedes atreverte con versiones “para adultos”).

 

 

 

Cuando yo me inicié en la seducción, mi único abridor viable era “¿Pato o pingüino?”. Porque no me sentía capaz de dirigir más de tres palabras a una chica desconocida. Hace poco tiempo conocí a una chica en la playa robando el sitio en su toalla, rechacé a una chica que sólo quería sexo si era en su coche y ayer mismo le propuse un trío a una de mis REM como si se tratara de un plato de sopa. Y durante este tiempo he pasado por muchas fases: fase “todo enlatado”, fase “juego natural”, fase “juego interno”, fase “PNL”, fase “escéptico”, y seguramente muchas más que ahora no recuerdo.

Básicamente, vamos progresando por fases en casi todos los aspectos de nuestra vida. Por ejemplo, si un novato llegara al gimnasio  y le prohibieran directamente el alcohol, el tabaco, la bollería y le obligaran a levantar pesas de 100 Kgs. saldría corriendo (o se haría mucho daño).

Por eso, las tonterías de “el juego natural es mejor”, “primero el juego interno”, o  “hay que tener cojones para usar el directo desde el principio” no debes escucharlas. En cada momento de tu evolución tendrás una situación concreta, definida y solamente tuya. No existen fórmulas universales para el desarrollo personal, precisamente porque tú eres una persona concreta, individual y distinta. Has tenido unas experiencias concretas y tienes una base genética totalmente única. Por supuesto, hay patrones generales… chicos tímidos y muy reflexivos como yo hay muchos, igual que chicos alegres pero con mucho miedo a demostrar emociones. Además, cada uno evoluciona de forma diferente al que tiene al lado. Por tanto, ¿Cuál es la mejor manera de aprender a seducir?

Yo creo que por capas:

– Juego interno

– Juego externo

– Lenguaje no verbal

– Estilo de vida

Pero ¡Ojo! No estoy diciendo lo que hace mucha gente del estilo “yo primero aprendo a mejorar mi juego interno, dentro de un año ya aprenderé todo lo demás”. En realidad, expresiones de este estilo son meras excusas para no hacer aquello que les da miedo. Sinceramente, la mejor forma de mejorar las creencias es actuando en consecuencia, por tanto lo de “voy a trabajar mi juego interno sin hablar con mujeres” suele ser más falso que un amigo de Facebook (aún así te recomiendo mi página de Facebook, por cada “me gusta” un frusco deja de ser virgen…).

Por ese mismo motivo, lo primero que os recomiendo a todos es leer Apocalípsex y Sex Crack (hasta que salga nuestro nuevo libro, eso lo cambiará todo…).  Y luego, el primer taller que se debería realizar es un Disuelve tus miedos. Porque la habilidad de seducir no es como aprender a tirar a canasta, se parece más a hablar en público, porque el primer paso no es hacerlo sino atreverse a hacerlo y sentirse cómodo haciéndolo.

Por tanto, si tienes ganas de mejorar, no pienses “voy a ligar mañana”, sino “ahora mismo empiezo a mejorarme”.  Y, si estás en Mallorca, tienes una oportunidad única de apuntarte al taller Disuelve tus miedos del próximo 18 de Febrero.

Que el romance os acompañe.

 

 

Hola chicos y chicas.

Esta semana ha venido cargada de novedades, entre ellas un nuevo vídeo mío y otro de mi inseparable colega Ángel Daro. Teníamos ganas de compartir más cosas con vosotros, sobretodo porque nuestra temporada de talleres en Barcelona finaliza este sábado día 26 de Noviembre. Tal vez aún quede alguna plaza libre para cuando leas esto, sino tendrá que ser día 10 de diciembre en Sevilla. Si estás interesado apúntate desde aquí antes de que se llenen.

Disfruta de los vídeos:

FAQ 2 Héctor Latorre (Aspecto físico):

httpv://www.youtube.com/watch?v=uQ1LfTMsDNs

 

FAQ 2 Ángel Daro (Cambio de foco observacional):

httpv://www.youtube.com/watch?v=SopkKP8cm6Q

 

Hola de nuevo.

Me gustaría compartir con vosotros parte de una conferencia-taller que impartimos recientemente con Ángel Daro. Todo el mundo sabe la pasión con la que vivo el compartir mi camino de mejora constante con otros, y es por ello que me siento tan orgulloso de haceros llegar sin cortes más de veinte minutos en vídeo.

Si te quedan dudas, consultas o deseas más información estaré encantado de recibir tus comentarios. También puedes escribirme a hectorlatorre@seducccioncientifica.com.

Por último, y no por ello menos importante: estaré en Sevilla el día 19 de Noviembre y en Barcelona el 26 de Noviembre impartiendo el taller más famoso y por el que más alumnos han pasado en España, “Disuelve tus miedos“. Ideal para introducirse en el mundo de la seducción científica, superar la timidez y el miedo a acercarse a esa chica que tanto nos gusta. Cientos de casos de éxito lo avalan… aquí tienes el calendario de talleres.

 

Si vives lejos de una gran ciudad en España, tampoco es problema: ¿sabías que imparto talleres online personalizados? Sólo necesitas un ordenador con internet… así de fácil.

¡Nos vemos pronto!

httpv://www.youtube.com/watch?v=_G4HCXtxnmk

 

Hola.

Me gusta comprobar que las cosas más simples suelen dar los mejores resultados. Y me congratulo porque muchos de vosotros habéis hecho un esfuerzo mental en resolver estas situaciones que os ayudará en el campo, porque vuestro subconsciente se va ejercitando con este tipo de situaciones. Aún así, como siempre, os emplazo a salir al campo a practicar con chicas, a las que podréis hacer Kino y os recompensarán de forma más íntima que yo  😉

(más…)