Si estas falto de ideas o no tienes tiempo para largas lecturas éste es tu sitio. Aquí encontrarás breves pero concisos mensajes (flash) que abrirán tu mente en el día a día.

Revisa tus creencias limitantes.

«Revisa tus creencias. Quizá son lo único que te limita.» Ray Havana

¿Te has parado a pensar que la mayoría de las cosas que das por supuestas en realidad son sólo creencias? Sería un poco locura ponerte a poner en duda todo lo que te han enseñado y ‘machacado’ desde niño para ver si es o no cierto.

Hay muchas de ellas que son ciertas o relativamente y que no tenerlas en cuenta puede resultar bastante poco inteligente, pero qué me dices de todos esos mitos o creencias en los cuales creemos a pies juntillas y son eso: “mitos”.

“A las mujeres hay que tratarlas como princesas.”

¿A todas…? Pues sí que hay princesas y yo que pensaba que sólo había una por reino…

En cualquier caso, ¿bajo qué punto de vista debemos ‘tratarlas’? ¿Pensando que somos nosotros un rey, otro príncipe o un simple y vasallo?

¿Quién se va a creer que una mujer a la cual la hacemos sentir una princesa va a acabar sintiéndose atraída por un hombre (tú) que se comporta como un vasallo?

Y si hablamos de un bufón… ni te cuento.

Aquí hago un llamamiento a tu conciencia para que revise todas esas limitaciones que tiene impuestas ‘de serie’ y que las renueve con todo nuestro material. Si sólo consiguieses revocar el 1% de ésta tu vida sexual y emocional sería tan distinta…

Ánimo, es un largo proceso y hay que reprogramar desde los más profundo, pero el cambio merece la pena.

Materializa tus sueños.

«Sueña y encontrarás un propósito. Lucha y lo materializarásRay Havana

Para tu felicidad lo primero que requieres es conocerte a ti mismo. Para ello necesitas tiempo y escucharte. Puede que con un poquito de tu tiempo descubras aquello que te apasiona, lo que llamamos: sueños. Puede que tu búsqueda sea alejándote de todo aquello que sabes que no.

En cualquier caso no desesperes y sigue buscando. Escúchate y tómate tu tiempo. Cada experiencia sumará en tu vida y en tu persona. Así que estate atento porque ese anhelo, ese sueño, esa meta, ese propósito aparecerá… Y justo entonces será el momento de luchar para materializarlo. Sé constante, persevera y aunque haya momentos en los que sientas que no puedes más, echa un último aliento… Al final verás que es el camino el que te llena, que cada meta no es más que un rumbo por el que caminar, una dirección que seguir y una evolución que experimentar.

No esperes a que sea tarde. Ahora es tu momento.

¿Conocéis la fábula de la tortuga y la liebre?

Para los que no os cuento. Se trata de una carrera que se da entre una tortuga y una liebre. La tortuga es perseverante, se focaliza en la carrera y no hace otra cosa hasta que termina. La liebre, como se ve muy superior, se dedica a hacer de todo menos a correr. Cuando quiere darse cuenta la tortuga está a punto de ganar y la liebre no puede hacer nada para evitarlo.

¿Qué quiero decir con esto?

Yo no me quiero referir al hecho de competir sino al hecho de empezar y perseverar. Muchos de nosotros posponemos nuestros objetivos más importantes porque pensamos que todavía no estamos preparados, que no es el momento y que cuando reunamos «x, y ó z» podremos hacerlo mucho mejor y lo que estamos haciendo es todo lo contrario a lo que la tortuga hizo. ¿Acaso la tortuga tenía alguna posibilidad de ganar contra la liebre? Pues ella no se lo planteó, salió decidida y con el único objetivo de hacerlo lo mejor posible y, con toda la estadística de su contra, lo consiguió.

No te pongas excusas, ni esperes al momento perfecto: sencillamente no existe.

¡Actúa ya!

Si te equivocas todavía estarás a tiempo de rectificar y mejorar tu trayectoria.

Ser correcto VS ser feliz.

«Si haces lo que debes serás correcto. Si haces lo que quieres serás feliz.» Ray Havana

Son muchas las situaciones en los que la moral, la sociedad y, en definitiva, la cultura nos bombardea con cómo debemos comportarnos en cualquier situación.

Desde pequeñitos se nos educa para no salirnos de los patrones establecidos y de asumir cuál será nuestro camino, qué se espera de nosotros y eso genera un enorme miedo a defraudar a todos.

En la mayoría de los casos —y me atrevería a decir que en más del 90%— somos víctimas de esa creencia y no podemos alcanzar nuestra felicidad porque, como culturalmente se suele decir, son “sueños” y los sueños, sueños son.

Ya sólo con esa forma de pensar… Con una frase así, ¿cómo uno va a proponerse emprender un viaje para conseguir algo inalcanzable?

“La mujer de tus sueños”. Normal que sea inalcanzable, puesto que sueño implica mentira, imposibilidad, algo casi infantil…, ficticio al fin y al cabo, que sólo existe en tu imaginación, inmaterial e imposible de materializar.

Quitémonos todos esos lastres que traemos con nosotros por la cultura del rebaño y tratemos de conseguir lo que vibra en nuestro interior. Si es esa chica que lee tranquilamente en el parque… Adelante, lo peor que puede pasar es que inviertas unos minutos sólo de conversación más o menos agradable e incómoda, pero lo mejor que puede pasar… ¡ES UN MUNDO NUEVO!

De ti depende, amig@

¿Decides tu reacción?

«Recuerda que tú eres el que decide cómo reaccionar ante las circunstanciasRay Havana

Puedes pensar que tu forma de reaccionar es algo ‘innato’. Que no hay forma de ‘cambiar’. Yo, desde mi opinión, te puedo decir que estás equivocado. Tus reacciones, tu actitud en definitiva es algo que llevas entrenando desde bien pequeño. Ya no te hablo de conseguir o no las cosas sino de la actitud con que afrontas los resultados.

¿Cuándo fallas te lamentas y pierdes la esperanza o aprendes de los errores lo vuelves a intentar con más conocimiento?

Si eres de la segunda opción llegarás muy lejos, en caso contrario, te invito a que ‘cambies’ a la segunda opción.

Decide por ti o lo harán otros.

«La vida es como un barca en el océano. Si no tomas un rumbo la corriente lo hará por tiRay Havana

Si no decides objetivos y tienes metas por lograr acabarás haciendo que otros consigan las suyas. En esta vida, si algo es evidente, es que existe la actividad. Siempre vamos a hacer algo. Puestos a hacer, ¿por qué no hacer para nosotros?

Sólo se aprende como alumno.

«No dejes que  la soberbia te ciegue. Por más que puedas saber sólo se aprende como alumnoRay Havana

Tal cual se lee. Si vas por la vida pensando que estás de vueltas de todo te estás perdiendo uno de los mayores placeres de la existencia humana: el aprendizaje.

A partir de ahora te aconsejo que adoptes el rol de alumno y todo aquello que te rodea lo mires con ojos de curiosidad. No se trata de ir de ‘novato’ sino de aprendiz. De esa manera, cuando quieras enseñar algo, también serás más humilde pues entenderás mejor cómo lo ve ‘tu aprendiz’. Así que estás consiguiendo beneficiarte doblemente puesto que aprendes de lo que ves y desarrollas tu empatía.

Atrévete a forjarte a tu gusto.

«Si decides coger las riendas de tu vida con decisión serás capaz de forjarte a tu gusto.» Ray Havana

Entre el miedo y que los resultados rara vez son inmediatos somos muchos los que pensamos que jamás podremos conseguir lo que deseamos. Basta con mirar a tu alrededor para ver algún caso de éxito. Lo más recurrente es pensar: —¡Que suerte!—. ¿Pero te has parado a preguntarles cómo lo consiguieron? Si lo haces te darás cuenta de que en muchos casos se trata de convencimiento, tenacidad y persistencia. Tenían las cosas claras, sabían lo que querían y estaban dispuestos a hacer lo necesario —y más.

¿Y tú, estás dispuesto a hacerlo?

Atrévete a escucharte.

«Si aún desconoces tus sueños es que no has tenido el valor de permanecer suficiente tiempo en silencio como para escuchar tu voz interior.» Ray Havana

Párate un momento y reflexiona. Imagínate que, de repente, apareciera un enanito mágico y te dijera:

—Tienes un minuto para decirme cuál es tu sueño. Dame todos los detalles y concrétamelo bien o quizá no pueda cumplirlo.

¿Serías capaz de tenerlo tan claro? Pues ése es el primer obstáculo entre tú y la realización de tus sueños. Tómate tiempo para conocerte, ten una cita contigo mismo y conócete a fondo. Es probable que con ‘una cita’ no sea suficiente. Ten las que sean necesarias para ello. Quizá antes de dormir cada noche; quizá un hueco los miércoles antes de ir al ‘gim’; quizá los domingos por la tarde en una visita al parque o al monte; quizá mientras sales a hacer footing… Organízate contigo —depende de ti y tú— y conoce a la persona más importante de tu vida: tú mismo.

La mente humana es más dada a juzgar que a explorar.

Por eso es tan importante la apariencia. Aunque el interior es más grande y, tarde o temprano, se verán nuestras verdaderas intenciones —de qué estamos hechos— no debemos descuidar nuestra apariencia pues ésta puede ser eliminatoria. Una apariencia excelente nos servirá para facilitarnos el camino pero si no está respaldado por un interior congruente no nos llevará muy lejos.