1. mickymiura dice:

    Hola Mario,q tal? saludos de un paisano tuyo.Soc Valencià,creo q tu tambien.
    Mi duda es q no encuentro el glosario por ningun lado de la pagina.
    Aunque valenciano vivo en Albacete,sabes si hay algún Aven por aquí?
    Gracias por leerme,es un honor.



sex-crack2

  1. kover dice:

    HOla Mario

    el año pasado dic 08

    compre el sex code en monterrey Nl..

    me preguntaba como para cuando llega tu sex crack ala ciudad de mexico monterrey

    Weno

    muchos saludos

    • Mario Luna dice:

      Querido kover, la verdad es que todavía no lo sé. Espero que no tarde mucho, pero mucho me temo que no depende de mí.

      Quizás en Espasa Calpe, la editorial, puedan decirte algo. Estos son sus datos de contacto:

      Editorial Espasa Calpe, S.A.
      c/ Recoletos nº 4 2ª Planta
      28001 Madrid
      Telf: 902 11 97 56
      sugerencias@espasa.es

      Saludos.

      Mario.



sex-crack2

  1. Situ dice:

    hola mario, primero felicidades por el libro, ya voy por la segunda lectura para que los conceptes se vaya interiorizando más.
    El concepto que me esta costando mas asimilar es el de dejar veneno, para dejar una puerta abierta y dejar claro que su objecion carece de fundamento. Lo que me cuesta ver es la manera dejar veneno sin parecer que te afecte su objecion y te haga reactivo.
    Podrias poner un pequeño ejemplo de la vida real?

    • Mario Luna dice:

      Ambiciosa pregunta, Situ.

      Lo primero que tienes que tener en cuenta es que dejar Veneno tiene casi siempre que ver con solventar la Objeción (la deficiencia de la interacción, aquello que se está interponiendo al progreso adecuado de las cosas). La idea del Veneno es que al irte ella se quede con la sensación de que quizás está dejando escapar a su príncipe.

      Así que debes preguntarte siempre: “¿Por qué podría no ser su príncipe?” Quizás has activado sus Defensas demasiado, quizás no se sentía lo bastante cualificada, quizás te faltaba Valor, o información, etc.

      ¿Solución? Dejarla tras haberle sumistrado una dosis de justamente aquello que te faltaba para ser su príncipe.

      Si por ejemplo te faltaba Valor, asegúrate de que se queda con la sensación de que eres Alfa (convencida de que otras mujeres te desean, de que tu vida está llena de aventura, de que tus amigos son los más guays, de que tienes una personalidad segura, arrolladora, decidida, etc.).

      Si el problema era la cualificación, déjala con la clara sensación de que has percibido cosas especiales y únicas en ella: eso que te ha dicho que nadie te había dicho antes, su capacidad para escuchar, la manera en que te ha hecho sentir su mirada, lo que sea que resulte cierto, etc.

      Si el problema era un exceso de Defensas, márchate proyectando Valor ADC o usa cualquier Desactivador de Defensas: eres tímido, ella es el tipo perfecto para tu amigo (pero no para ti), terminas las conversaciones en el mejor momento y sin intentar quedar, le propones encuentros con más amigos, etc.

      En suma, el tipo de Objeción que exista determinará el tipo o los tipos de Veneno que debes suministrar. Y recuerda que la Objeción no es lo que ella te dice, sino el problema que existe en la interacción. Así que, ¿por qué ibas a ser reactivo? Lo único que tienes que hacer es solucionar dicho problema.

      Por último, ten presente que al inocular tu Veneno debes dejar siempre una puerta abierta. Jamás, jamás debes caer en Batallas de Egos.



sex-crack2

  1. Fabricio dice:

    estimado mario.
    tu libro me abrio los ojos. soy de argentina.
    hasta hace poco(dias antes de leer esta eminencia de libro titulado sex code)yo podria haber ejemplificado a la perfeccion al clasico fruscohambriento que en el se menciona.
    y aprovecho esta oportunidad para pedirte consejo:
    me encanta mucho una chica, con la que no he tenido encuentros sexuales por propia estupidez e incompetencia mia.
    me da ademas la sensacion de que ella me solamiguea
    pero cada vez que la veo al instante no dejo de pensar en ella. y me dan ganas de mandarle mensajes, pero adopte la postura inicial de que “yo soy el premio” pero necesito algo como para fomentar su interes. porque si no me puedo empezar a sentar , porque parado me voy a cansar.
    consejo mario. salvavidas por favor!!!!
    muchas gracias por ayudarme y guiarme en esta nueva etapa de mi vida.
    un abrazo

    • Mario Luna dice:

      Hola, Fabricio.

      Necesitas llevar a cabo varios ADIS (Afirmación de Interés Sexual) justificados. En pocas palabras, debes enseñarle los dientes a la oveja como un lobito. Si después de hacerlo la oveja sigue allí, te la puedes comer.

      O sea, no necesitas ningún IDI activo por su parte. Basta con que no te rehuya después de que hayas usado tu ADIS (lo cual lo puedes interpretar como un IDI Pasivo).

      Para más información sobre cómo hacer que se lo gane, sobre cómo usar los ADIS correctamente o sobre cómo calibrar correctamente tu situación, te remito a mi última obra Sex Crack. En este mismo blog te puedes descargar el primer capítulo gratuitamente.

      Un abrazo.

      Mario.



sex-crack2

  1. luc dice:

    Hola!
    Llevo unos meses fuera de España, y como no, Sex Code fue parte imprescindible de mi equipaje. Aunque esas mas de 600 paginas puedan parecer un toston son de las letras más faciles que he leido. Ahora vuelvo a España, con mi Sex Code como libro de cabecera para seguir estudiandolo y acabarlo y me encuentro con Sex Crack, compra obligada esta S. Santa. He estado leyendo el fragmento de prueba y me he encontrado con cosas nuevas como el VACUARO y me he perdido… ¿Que ocurre con mi querido VAROSE?

    Supongo que el CRACK es una muy buena (como no podia ser menos viniendo de Mario) actualizacion del CODE, pero eso supone que hay cosas en el CODE que ya no son validas? Va ha suponer mucho cambio las rutinas del Crack con respecto a las del Code? Porque las del Code me van funcionando jeje

    Un Saludo Mario

    • Mario Luna dice:

      Apreciado Luc:

      Sex Code está muy bien y, como muy acertadamente mencionas, puede hacer maravillas con el juego de cualquiera.

      Sin embargo, desde que lo escribí han pasado años en los que no hemos dejado de investigar, poner a prueba, limar, enriquecer, perfeccionar… Desde entonces, he vivido rodeado de más naturales y expertos que nunca, he estudiado más que nunca y enseñado más que nunca…

      ¿El resultado? Sex Crack.

      No invalida Sex Code, pues sus métodos son sólo una evolución (o culminación) de los expuestos en Sex Code, mi primer libro. Como es lógico, en caso de conflicto prevalece Sex Crack.

      Mi recomendación es partir de Sex Crack y utilizar los conocimientos que ya tienes de Sex Code para enriquecer y complementar la base.

      Espero haber respondido a tu pregunta. También puedes echarle un ojo a:

      http://blogs.seduccioncientifica.com/marioluna/category/mi-obra/

      Un abrazo.

      Mario.



sex-crack2

02b¿Cuántas veces nos quedamos con las ganas de hacer algo por  el qué dirán? ¿Cuántas veces nos imaginamos haciendo todo lo que no nos atrevemos? ¿Por qué dejarlo en una simple ilusión?

Esa era la clase de preguntas que solían rondarme la cabeza. Por aquel entonces trabajaba en algo que no me llenaba y tenía más que vacio el corazón. Me sentía sola, hueca, incomprendida, estancada. Me consumía.

Necesitaba sentirme viva, pero… ¿cómo?

Sabía cómo.

Una buena mañana me dirigí al trabajo y me despedí con un hasta nunca. Antes de que acabase el día, tenía ya los billetes para la isla blanca. El barco zarpaba en cinco días.

Me metí en foros. No tardé en conocer a un DJ de Barcelona que también se había fijado Ibiza como destino. Gracias a Coco, mi perro, estaba complicado lo del alojamiento, así que decidí buscarlo con mi nuevo ciberamigo. Tic-tac… tic-tac… El tiempo corría, los días pasaban. No había nada de nada.

Finalmente, nos quedó la única opción de compartir cama de matrimonio en una habitación que alquilaban a parejas. Estaba tan entusiasmada con la idea de emprender mi primer viaje en solitario, que acepté de buen grado.

Pero la ilusión no duró demasiado. Permaneció a mi lado justo hasta el momento en el que, tras el desembarco y un breve viaje en coche, cruzaba el umbral de mi nuevo hogar.

¿Hogar, he dicho? Parecía una casa de okupas.book-0407-8

La planta baja estaba desbordada de “rastas” cuyos colchones se extendían hasta el jardín. Las restantes siete personas nos comprimíamos en el piso de arriba.

Pero hay más…

La dueña de la casa era vidente. Su novio estaba en busca y captura por atraco a mano armada. El tío de la habitación contigua se encontraba en libertad condicional. Y yo, que siempre había vivido protegida como una princesita, me encontraba compartiendo cama con un completo extraño al que tenía que hacer pasar por mi novio. ¡Era de locos!…

Aguanté un mes. Anécdotas para contar a mis nietos aparte, quería más intimidad. Poned que ligaba una noche. ¿Qué hacía? ¿Dónde lo metía?

Para los curiosos, mi compi de cama resultó ser un chico encantador y respetuoso que no me tocó un solo pelo. Por lo menos despierta.

Mi segundo hogar pertenecía a un argentino que parecía encantado de tenerme en su casa. Tanto que, cuando nos quedábamos solos, me preparaba la cena con velas. Todo era genial hasta que un día nos fuimos a un islote con la zodiac, perdido en medio de la nada.

Cuando me di cuenta, me había saltado encima.

Por lo visto, no le sentaron bien las calabazas. Lo digo porque, a partir de ese momento, la convivencia fue de mal en peor hasta que me tiró de casa.

De allí fui a parar a mi tercer hogar. Resultó ser una casita en mitad de la montaña en la que se respiraba una gran tranquilidad. El dueño era un italiano muy peculiar: pintor, escritor, guitarrista y hippie de la época. Vamos, todo un personaje.

Mi otra compañera era una chica un tanto extraña. Pasaba días enteros como enquistada en su habitación, que cerraba siempre bajo llave. En cierta ocasión, cotilleando, pude ver sobre su alfombra una especie de santuario. También tenía una bola de cristal, pergaminos con nombres de beatos y muchos otros objetos ideales para organizar un aquelarre. La cosa olía a kilómetros a brujería de la buena.

Un día me habló de no sé qué “asociación secreta” que no podía ser otra cosa que una secta. Que si era de gente importante, que si no podía entrar cualquiera, que si no se podía hablar jamás de lo que se veía ahí adentro, que si esto y que si aquello…

nuria

Obviamente, yo me moría de curiosidad y la escuchaba medio embobada. Para quien no lo sepa, me pierden todos esos rollos.

Así que, como era de esperar, me convertí en su mejor —¿y única?— discípula. Recuerdo, por ejemplo, cómo me enseñó a plegar con suma precisión un tanga para meterlo después en una cajetilla de cigarros. ¿Para qué narices era eso? Nunca me lo explicó. Otro día, limpiando mi dormitorio, encontré un imperdible grande clavado a un papel que rezaba la palabra AMISTAD. Supuse que era lo que ella esperaba de mí.

El italiano, en cambio, no tuvo tanta suerte. Un día, bajo su cama, encontró dos imperdibles dorados enganchados a una nota en la que ponía: ORO. Siguiendo la misma lógica, en seguida lo asociamos a dinero. Efectivamente, a los pocos días le había chorizado 450€.

Como consecuencia de esto, nos quedamos solos.

Para entonces, el verano ya estaba bastante avanzado y yo había encontrado trabajo como camarera-gogó en una de las discotecas más famosas de la isla. Seguí así hasta el último mes, cuando decidí dejármelo para disfrutar un poco de las maravillas paradisíacas de aquella isla.

En esos días acepté la visita de una persona a la que había conocido el día justo antes de partir para la isla. Iba a pasar casi una semana, veinticuatro horas al día, con un chico al que sólo conocía de un rato. ¿Y si me salía rana?03

La verdad es que las vibraciones eran buenas. Decidí arriesgarme y pasamos una de las mejores semanas de nuestras vidas.

En cinco días, pasó de todo. Nos perdimos por los mejores rincones de la isla, hicimos una excursión en lancha, presenciamos una puesta de sol volando abrazados en paracaídas y recorrimos de noche el casco antiguo para acabar haciéndolo en una calle adoquinada.

Cierta noche, incluso, la pasamos en una cueva suspendida del abismo junto a algún que otro animal excesivamente “cariñoso”. Permanecimos pegados a una hoguera que hicimos arder sobre el acantilado. Y, finalmente, presenciamos cómo el amanecer se abría paso entre las olas con sus lenguas de fuego.

Nos quedaron historias pendientes, cierto.  Como hacer submarinismo o dar un paseo en globo. O cosas como colaborar en un proyecto que cambiaría el mundo… ¡glups!…

Pero nos faltaron días.

El verano finalmente terminó y, con él, mi estancia en Ibiza. Sin embargo, mi nueva vida sedienta de aventura y experiencias no había hecho más que comenzar.

Pronto me encontraría perdida en Irlanda y sin idea de inglés, o recorriendo acantilados en Escocia, o bailando en una discoteca que había sido una iglesia previamente, o reencontrando la isla blanca una vez más…

Pero esto es otra historia, otro capítulo.

De momento, me conformo con daros a cada uno de vosotros el siguiente mensaje:

El que no arriesga, no gana. Nunca te quedes con ganas de hacer algo que quieres hacer, porque sólo tienes una vida. Cada día que pasa, ya no volverá. Recuerda que los días especiales los marcas tú mismo. Así que no esperes esa fecha señalada, ese momento único, para hacer algo interesante porque… Ese momento es AHORA.

¿Me sigues? A veces no hay que darles tantas vueltas a las cosas.

Y, para predicar con mi propio ejemplo, te dejo un vídeo presentando mi sección….

¿A qué esperas?… ¡¡Dale al “play”!!

httpv://www.youtube.com/watch?v=Rxo_12U8z2c

¿Te gusta mi filosofía? ¿Crees que soy la clase de persona con la que puedes entenderte y conectar? Pues si quieres intercambiar ideas, hacerme preguntas o plantear temas interesantes, te estaré esperando junto a otras compañeras en el rincón de las chicas consejeras. Puede que también aporte más historias mías en el apartado de relatos. Para accedar a estas secciones, clica en…

Texto original de Nuria revisado por Mario Luna.

nuria-2

Fotografía de Paco Ferrer y Fernando Ibáñez.

sex-crack2

cati_jpg_75Toda historia tiene un comienzo.

La mía se remonta a cuando yo tenía cinco años y mis padres compraron un pequeño chalet con una pequeña habitación a la que dediqué a mi colección de barbies. Las niñas con barbies suelen jugar a mamás y papás. Sin embargo, yo utilizaba a las barbies más bien para juegos de “amor”.

La cocinita se podía convertir perfectamente en el sitio donde Ken y Barbie pasaban sus noches haciendo cosas que habrían escandalizado a las monjas del colegio. Me gustaba darles lo mejor: les había dedicado una estantería en exclusiva a su romance y tenían más de veinte camas cada uno. Si esos muñecos hubieran sido reales, aquella habitación podría haber pasado por “Sodoma y Gomorra”.

Esa afición la compaginaba con la de darle chutes a un balón. Una mezcla un poco extraña, ¿verdad? Quizás lo fuera y quizás en aquel momento no era más que una niña a lo chico, con gafitas, coleta, chándal y zapatillas…

Pero todo acaba para dar comienzo a algo nuevo.

El chalet se vendió, las barbies y sus novios fueron a parar a cajas y yo crecí. Ocupé el lugar vacío de aquel divertido juego que mi propia imaginación fabricaba. Comencé ya con doce años  a investigar qué era aquellocati_jpg_modi1351 del amor y sus ramificaciones. Adquirí experiencia y, con ella, una perspectiva privilegiada de la vida. Una perspectiva que me llevó a pulir virtudes que, hasta entonces, había visto grabandocomo defectos.

Uno de estos dones camuflados era la altura. Destacar entre las niñas de mi edad y sacarle bastantes centímetros más a cada una de ellas era una de las cosas que más odiaba. Hoy en día — con 1,72 más unos 6 cm de tacón que se le pueden sumar a veces— , sinceramente, me encanta.

Mi pasión por los deportes también dejó de ser otro defecto. Lejos de renunciar, este cambio de chip me llevó a consagrarme a ellos. Desde entonces, he practicado más de veinte tipos distintos, incluyendo el parkour más agresivo.

Esa mezcla de tantos deportes en los que a veces era la única hizo que me rodease de hombres en estado puro. Dicen que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, ¿verdad? Pues a fuerza de tantas experiencias y momentos compartidos, me 73convertí en una especie de híbrida. Por supuesto, sigo siendo nativa de Venus, pero he aprendido a hablar marciano.

Aunque, si de verdad quieres saber quién es Cati, necesitas que te cuente sobre mi pasión por el baile.

La semilla la pusieron mis padres a los cinco años. Por aquel entonces, no era más que una mocosa sin idea del ritmo a la que subían a un escenario para que intentase portada“seguir” a las mayores. Pero la semilla germinó. Y hoy en día, sin esperarlo, han llovido muchos sueños con forma de coreografía y baile. Actualmente compagino mis estudios con mi trabajo (mi pasión, más bien) como coreógrafa y bailarina, así que supongo que mis papás no lo hicieron tan mal después de todo.

Como es natural, no todo son dulces en el camino. Me han ocurrido cosas. Al igual que todos, he vivido experiencias que no echo en absoluto de menos.  He sufrido pérdidas, he padecido momentos comprometedores y llorado a través de desengaños amorosos.

Pero… ¿sabes lo que pienso? Que tal vez eso es lo que a mí me ha ayudado a aprender. Si no fuese por ese largo proceso de caídas y dolorosas transformaciones, ahora no sería la persona que soy. No sería capaz de conservar el increíble novio que tengo, no sería capaz de disfrutar de mis amistades y sueños como lo hago y, desde luego, no sería capaz de estar aquí para tenderte mi mano.

dscn1609Porque sí, todo el mundo suele ponerse en pie cuando tropieza. Y aprender que,  cuando vuelva a pasar por ahí, debe levantar la pierna para no volver a caer. Sin embargo, gracias a Mario Luna, quizás haya llegado el momento de saltarnos parte del proceso. El momento en el que podamos ayudar a la gente a no tropezar diciéndole de antemano que, si pasa por ahí, caerá. Al menos, esa es mi humilde intención.

Para lograrlo, he creado esta sección doble.

En la primera quizás escriba algo para inspirarte, pues tiene que ver con historias de mi propia cosecha  y la de otras compañeras. La elección de si han ocurrido en realidad o son sólo fantasías mías, lo dejo enteramente a tu criterio. De cualquier forma ten por seguro que, acompañadas de los libros de Mario, nuestros relatos te servirán para sumergirte y entender mejor el universo femenino (el de Cati, por lo menos).

En la segunda resuelvo junto a mis compañeras algunas de tus dudas. No sé si tendré tiempo de responder a todas las consultas que me lleguen, por lo que de antemano quiero decir que no me comprometo. Pero sí puedo asegurarte que, si sigues esta sección, poco a poco irás encontrando respuestas con las que quizás te identifiques o que te ayuden a progresar en tu camino como Aven.

Para entrar en cualquiera de estas secciones, clica en sus respectivos nombres.

Texto original de Cati revisado por Mario Luna.

cati_jpg_21mo


sex-crack2

 

¿Sirven los talleres? Mi opTalleres de Seducción Sex Code (Sex Crack)inión es que si….vale, no harás un cambio espectacular tras el taller pero te ayudara a corregir malos habitos y mejorar actitudes que tardarias meses , años o puede que incluso nunca lo hicieses. Y estas pequeñas actitudes pueden modificar la linia entre tener o no tener exito.

Hasta el momento he tenido la suerte de asistir a varios talleres entre ellso Mario Luna , Egoland y BadBoy y puedo asegurar que he cogido lo mejor de cada uno de ellos: de Mario su cualificación y su lenguaje no verbal(fantastico), de Egoland la manera de enfrentarse a las seducción y de BadBoy de sacar el lobo que todos tenemos dentro.

Sacar lo mejor de cada maestro para adaptarlo a tu personalidad y juego en la seducción. Solo asi vas a crecer.

Solo un humilde consejo… antes de apuntarte a uno verifica quien es la persona quien imparte el taller, cual es su historia, su manera de enseñar, su dedicación a este arte, no vayas a dejar que alguien se aproveche de ti ;).

Veredicto? los talleres sirven

Lees el blog y piensas: – Me gusta y quisiera poder aportar conocimientos.

¡Perfecto, por que buscamos colaboradores!

Si quieres aportar con tus conocimientos y que miles de personas se empapen de ti no dejes pasar esta oportunidad.

¿Qué puedes aportar?

forma física y nutrición
¿Tienes alguna rutina de musculación, algún circuito, algún deporte que sientes que tiene muchas ventajas? ¿Acaso entiendes de nutrición y sabes de dietas o alimentos relevantes?

reflexiones
¿Hay algún tema relacionado con la seducción o la superación personal que quieres contar?

artículos
¿Tienes experiencias o curiosidades interesantes que pueden seducirnos y que te gustaría compartir?

Si quieres colaborar en mi blog ponte en contacto conmigo aquí.

Si prefieres hacer tus aportaciones con comentarios, pincha en la sección deseada y aporta tu granito de arena.

¡Estamos esperándote!

si-ara1

 

Hola amigos

realmente no me suelo prodigar mucho en el mundo del day game… entre otras cosas por la falta de tiempo y porque a no ser que te lo propongas, no sales una mañana pensando en ligar :)…., pero estoy completamente seguro que los mejores sargeos ocurren en tiempo diurno.

El otro dia con un amigo, decidimos embarcarnos en tal aventura y decidimos que un dia por semana iriamos a practicar un par de horitas por centros comerciales, librerias, restaurantes etc…. realmente si lo piensas, no deja de ser muy divertido.

1-Raramente las chicas piensan que estas ligando con ellas de entrada, sus defensas estan bajas y esto te permite descubrir de buenas a primeras como es la chica y por consiguiente poder tener una razón para intercambiar contactos posteriormente.

2-Si conoces una chica en un fnac, liberia , restaurante etc… te recordará durante mucho tiempo, ya que te desmarcas de como se conocen la mayoria de gente. Anclaje? 🙂

3-Si te habituas a entrar en diurno, el sargeo nocturno deja de ser un problema para relacionarse

La estructura del juego diurno, no tiene porque distar mucho del nocturno, ya que la estructura a seguir tiende a ser la misma: de pregunta impersonal (ej: donde esta tal calle?, que te parece tal libro?, que me recomendarías para comer?etc..) pasarlo cuando puedas a personal, para que la conversación pase de temas triviales a centrarse en vosotros dos (ej: pues justo tengo mi trabajo por aqui cerca y paso muchas veces, tu crees que un chico con mis gustos literarios le gustara tal libro? ;), es que vengo de un sitio muy lejos y necesito un buen plato para comer)todo esto sin caer en el paquete de ser vosotros quien forceis el entrar a estado personal(que por consiguiente pareceria que lo estamos intentando demasiado)…y para esto tenemos nuestos amigos los CEBOS, de manera que a ella le pique la curiosidad y se interese por algo tuyo relacionado con el cebo.

Una vez pasado a personal, si encontrais algo que os parezca especial y os gustaria conocer hacerselo saber, lo más seguro es que os recuerde durante un tiempo ;). Próximamente intentare poner algun ejemplo real que me haya sucedido de sargeo diurno para que quede más claro.

saludos