¿Por qué cambian los hombres después del sexo?

Dinámicas Sociales (Estrategia Femenina) - Los hombres después del sexo

Los hombres cambian después de acostarse contigo… ¿por qué?

¿Qué mosca le picó después del sexo? ¿Cuál es la razón de que ese chico que te gusta cambie de actitud tras acostarse contigo? ¿Por qué ya no te hace tanto caso?

¿Se hace el duro o es que ha perdido el interés en ti?

Tras haber trabajado con miles de hombres —aompañándolos en sus anhelos, deseos, miedos e inquietudes amorosas—, creo que puedo echarte una mano con tu problema.

¿Preparada? Presta atención a este vídeo:

El mensaje principal podría resumirse en:

¿De verdad crees que cuando algo te gusta no quieres repetir?

Aclarado esto, tengo la firme creencia de que una mentalidad binaria del tipo: “ya ha conseguido lo que quiere/aún no ha conseguido lo que quiere”, puede sabotearte seriamente.

Porque, como expresé en este tweet:

Y entonces, inevitablemente, ¿qué pasa cuando él ya tiene el tesoro? Pues, que evidentemente, ya no tienes nada que aportarle.

En cambio…

Si concibes tu vagina como algo que te da placer a ti, cuando un hombre la consiga, sólo habrá conseguido darte placer (y no adueñarse de lo más valioso que tienes).

¿Aprecias el poder del cambio de chip?

Con esta mentalidad, no alimentarás la dinámica de que tu valor como pareja gire en torno a tu vagina, sino a tu capacidad para aportar valor añadido a una relación.

¿Te estoy queriendo decir con esto que una relación sexual no va a afectarte emocionalmente más que a él con toda probabilidad? Para nada.

Si hay algo que no hacemos en Dinámicas Sociales es chuparnos el dedo. Entendemos perfectamente las diferencias psicosexuales entre hombre y mujeres y sabemos que la feminidad implica, por lo general, una mayor tendencia a generar vínculos sentimentales después de una relación sexual (que a menudo un hombre podría interpretar como pasatiempo puramente lúdico).

De hecho, muchos hombres —entre los que me incluyo— somos capaces de experimentar el sexo de esta forma:

Dinámicas Sociales (Estrategia Femenina) - Los hombres después del sexo 04
Para muchos hombres, divertirse no implica enamorarse.

DUDA FEMENINA 1: ¿Quiere esto decir que dichos hombres son malos? No. Sólo quiere decir que son distintos. Y, siendo totalmente honesta, puestos a elegir… ¿no preferirías tú ser capaz de quedarte con el placer y desechar el dolor?

DUDA FEMENINA 2: ¿Significa esto que esa clase de hombres no es capaz de enamorarse? Para nada, y cometerías un terrible error si lo asumieras. Quiere decir que necesitan desarrollar más vínculos contigo (vínculos de muchos tipos) y que no se van a colgar después del primer revolcón.

Ahora bien, una vez eres consciente de ese —llamémoslo así— “punto débil” con respecto a la psicología sexual masculina (y tranquila, ellos tienen muchos otros “puntos débiles”), has de preguntarte dos cosas:

  1. ¿Vas a cultivar actitudes que alimenten dicha vulnerabilidad o aquellas que te hacen más fuerte?
  2. ¿Vas a ver una relación sexual que te genera “agujetas emocionales” como un drama o como un entrenamiento?

Como siempre, la decisión es tuya.

¿Mi opinión? Si has interiorizado mi último libro, probablemente la misma que la tuya: ya sabes lo que haría una ganadora…

Porque la diferencia no es el dolor que, inevitablemente, vas a experimentar cuando te zambullas de lleno en ese juego llamado “amor”.

Ese es un dolor al que —aunque de distintas formas y por vías diferentes— estamos expuestos tanto los hombres como las mujeres con capacidad para desear. Y, a la vez, dicho dolor es imprescindible si queremos crecer y madurar.

Así pues…

…la diferencia no es el dolor, sino cómo filtramos dicho dolor.

Por supuesto, aludo al “filtro ganador”… ¿te suena?

Otro enfoque más simplón es ese que estás harta de oír:

Para encontrar a tu príncipe, has de besar muchas ranas.

Aunque, con más precisión, podríamos decir que durante ese proceso de “besar ranas” y “comer limones” tod@s nos hacemos un poquito más príncipes y princesas.

Si entiendes estoy y aplicas los consejos del vídeo, te va a ir francamente mejor, aunque seguirás sin ser infalible. Seguirá habiendo hombres que no reaccionan como te gustaría después del sexo y también hombres con los que —por muy explosivas que sean vuestras relaciones sexuales— tus compatibilidades vitales sean más bien nulas.

Y, francamente, con esos hombres incompatibles con los que no compartes los valores más importantes, cuanto antes se “descubra el pastel”, mejor. Y me da igual que sea antes o después del sexo, porque…

Si su tren va hacia el norte y el suyo se dirige al sur, la relación no va a ser productiva.

Dinámicas Sociales (Estrategia Femenina) - Los hombres después del sexo 03
¿Van vuestros hábitos y valores en direcciones opuestas?

Nada que hacer, en serio. Por mucha química que haya.

Cuanto más interiorices esta filosofía, menos te afectarán sus reacciones tras acostarse contigo y más improbable será que cambies después del sexo, estableciendo una dinámica que te sabotea.

Y cuando —como te recomiendo en el vídeo— te preguntes:

¿Estoy siendo la misma mujer por la que este chico se ha sentido atraída? ¿Seguro que no he pasado de diosa inalcanzable a gusana necesitada que se arrastra?

La respuesta será, cada vez más a menudo: NO. ROTUNDAMENTE NO.

Cuando logres esto —o si ya eres de esas raras personas que no practican el auto sabotaje—, otro problema podrá ser que el chico en cuestión esté por encima de tu liga. Esto, en principio, no es algo que deba preocuparte (ni tendría nada de raro, ya que las muejeres experimentan una tendencia hacia la hipergamia tan natural como la que lleva a los hombres a obsesionarse con el físico de las mujeres).

En esos casos —cuando su valor en el mercado sexual o romántico es superior al tuyo— el hombre que te gusta no repite porque:

La novedad de una aventura contigo le resulta lo bastante estimulante, pero careces de poder gravitatorio para atraerlo hacia una relación estable.

Lamento ser tan crudo, pero imbéciles que te doran la píldora con gilipatrañas para obtener algo a cambio ya hay demasiados. Y tú (cómo buena e inteligente ganadora) no acudes a mí para que te diga lo que quieres oír, sino para que te dé soluciones.

Y, por suerte para ti, las tengo. De hecho, si la “ley de la oferta y la demanda juega a su favor”, lo mejor que puedes hacer es una de estas tres cosas:

  1. Centrarte en chicos que están en tu liga.
  2. Subir de liga.
  3. Ambas cosas a la vez.

Así de simple.

Si optas por “aumentar tu cotización en el mercado del amor”, te recuerdo que he escrito un libro de casi 1.200 páginas para enseñarte a ser la mejor versión de ti misma, de las cuales puedes descargarte más de 300 completamente gratis EN ESTE ENLACE.

En fin, ¿cuál es tu experiencia sobre todo esto? Te invito —seas mujer, hombre o alienígena— a que la compartas conmigo en la sección de comentarios, junto con tus dudas e inquietudes.

Te recuerdo además que ya puedes ser la primera en recibir estos artículos en tu correo si te suscribes en la casilla de abajo (eso sí, recuerda que te llegará un correo que has de confirmar a alguna de las bandejas más recónditas de tu e-mail).

Un fuerte abrazo.

Y AHORA… ¿QUIERES HACERTE IMPARABLE DE VERDAD?

(Estudia Psicología del Éxito, el inigualable libro de desarrollo personal de Mario Luna)
LIBRO PSICOLOGÍA DEL ÉXITO, POR MARIO LUNA
Libro Psicología del Éxito: tu guía para la mejora integral, por Mario Luna

¡No te pierdas las publicaciones de Dinámicas Sociales!

1 Comment

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s