experiencia personal – taller seducción fácil (v)

Experiencia personal – taller de seducción fácil (v)

Sábado por la mañana un talgo cruza la península española, en su interior un chico viaja sin saber qué se encontrará al llegar a Valencia.

Su nombre no importa, pero es el tipo chico ‘normal’. Vive, es casi feliz, pero tiene un gran vacío, no siente confianza para ligar, ni sabe. Lo ha intentado todo por solitario y no lo ha conseguido. Así que, decidido, da un paso más allá. Va a buscar quien puede enseñarle.

Su cabeza está llena de interrogantes mientras se prepara para recibir la primera lección. Éstas se desvanecen con la primera pregunta:

[mailpress] (suscríbete GRATIS a mi BLOG DE SEDUCCIÓN)

– ¿Estas cómodo en el sofá?- Pregunta Ray Havana. El chico se mira y se da cuenta de que está en el borde del sofá.
– Sí – dice titubeando.
– Pues yo creo que no. Debes adoptar una actitud alfa expresando comodidad, seguridad y así dices de todo menos eso. -Las murallas de las dudas se desploman. Una “gilipollez” tan grande pero que tiene tanto sentido.

Comienzan cuatro horas tan intensivas y amenas que, a penas, me parecen dos. Poco a poco Ray Havana me presenta multitud de conocimientos que empiezo a visualizar en mi día a día y me doy cuenta de cuanto no era capaz de percibir. Los ejercicios me demuestran todos mis errores, cosas como no perder valor: -No regales, haz que se lo gane.-; cómo hablar con ellas para mantener el interés -cebos y premios-, etc. Y así, una tras otra, me dan una nueva visión de qué hacer en mi día a día.

Quiero señalar que, para el caso de este chico que no había leído nada ni tenía base alguna (un servidor), las clases eran tan amenas, divertidas y con tanto ejemplos que me ayudó mucho a entender los conceptos con velocidad y, sobretodo, me enseñaron como aplicarlos y sirvieron mucho de referencia para cuando te toca enfrentarte solo en el campo de batalla del ligue. Aprovecho también para agradecerle a Lauri su gran labor en los ejercicios prácticos, me ha ayudado mucho esa mirada, je je.

La clase termina y nos tomamos un pequeño descanso para comer antes de empezar la puesta en escena. Nos dirigimos a un centro comercial en el que Ray Havana me ayuda a cambiar las ideas preconcebidas que tengo. Todo esto que él me aporta es muy contradictorio a lo que me habían enseñado. Tengo mis resistencias, pero cuando lo ponemos en práctica:- ¡ostras, tenía razón! No pasa nada.- La gente está deseosa de abrirse. Incluso cuando te llevas un bazokazo la vida sigue… Que dos grandes lecciones aprendí.

1- Mejor fallar a no probar. El no ya lo tengo… la de ‘sí’ que me estoy perdiendo.
2- Si te dejan ko ¿Te levantas y sigues o te rindes y pierdes? Ray Havana me ayudó a pertenecer a la primera categoría.

Tras estas nuevas verdades, y una cena para reflexionar, nos vamos de fiesta. Vamos poniendo en marcha lo aprendido poco a poco. El principio es frío y tengo contacto con bazokazos pero, gracias a la actitud mental positiva que me ha instalado Ray Havana -voy con la copa llena-, sigo adelante sin perder el estado y empiezan a aparecer los resultados. Ha sido mi primera toma de contacto. Una noche llena de muchas interacciones donde he conseguido personalizar y llegar al punto de enganche para sentir el vértigo de los ADIS. Me siento satisfecho, estoy contento. Una noche larga que me hace llenarme de nuevas experiencias y de una mayor confianza. Estoy en el camino.

Gracias Ray Havana. Espero volver a vernos pronto y contarte lo bien que me ha ido.

M.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s