ríete de tus defectos y sedúcete

Ríete de tus defectos y sedúcete.

Puedo recordar pequeños fragmentos de mi infancia. Vienen ahora a mi mente aquellos duelos verbales que se sucedían en los recreos. Duelos míticos entre los alfa de clase que se dividían en dos categorías: Con reglas o sin reglas, es decir, no vale meterse con la familia o vale todo.

Allí la dialéctica era magistral y, mientras dos de los cracks de clase se enzarzaban en una lucha de retórica contundente, el resto, nosotros, con nuestras reacciones (gritos, carcajadas, abucheos, etc.) dábamos validez y puntuación a sus grandezas creativas.

Aprendí mucho durante esos años de escuela donde pude incluso de-batirme en duelo con alguno de esos cracks sorprendiéndome de mi propia creatividad y elocuencia.
[mailpress] (+info… CLICA AQUÍ)
No pasaría mucho tiempo hasta autoproclamarme el destructor de mi barrio. Lugar donde todos temían mis comentarios y adoptaban una actitud algo sumisa en mi presencia, para luego, supongo, ponerme verde a mis espaldas. Y es que era una herramienta tan poderosa que la utilizaba a diestro y siniestro. Era tan gratificante ver la reacción de todo el mundo riéndose cuando ridiculizaba a alguno del barrio por la torpeza que acababa de cometer que se había convertido en una droga y una fuente de validación personal.

Así era yo en mi preadolescencia y así disfrutaba del humor. Hasta que llegó ‘L’. Una preciosa chica tres años mayor que yo que conocí en el instituto y con la que compartía una bonita afición: tocar la guitarra.

Recuerdo la primera vez que fui a su casa para que me enseñase algunas canciones. Fue allí donde me encontré con la horma de mi zapato. Era una mujer con una retórica tal que tenía respuesta para todo. Toda esa hegemonía dialectal de la que había disfrutado en mi dulce preadolescencia se me estaba viniendo abajo.

En realidad no se trataba de que fuese capaz de devolverme todo alarde de creatividad que expulsase por mi traquea, en realidad se trataba de que cuando algo era realmente elocuente y creativo y ella así lo percibía, a pesar de ser ofensivo, se moría de la risa y se lo tomaba completamente a buenas, es decir, no era nada reactiva. Cosa que no me pasaba a mí. Era evidente que no estaba acostumbrado a encajar comentarios grandiosamente ofensivos y realmente me afectaban.

Fue duro al principio, pero con el tiempo… mientras compartimos miradas, besos y un sin fin de momentos íntimos y profundos aprendí una cosa que hoy por hoy tiene más valía que cualquier otra en este mundo (quizá exagero algo): reírme de mí mismo.

La AUTOPARODIA.

Y os preguntaréis en qué consiste exactamente.

Pues bien, evidentemente se trata de una herramienta que bebe muchísimo del humor y consiste en saber reírse de un defecto de uno mismo que sea real o que al menos lo perciba como tal nuestro objetivo.

¿Por qué vamos a querer hacer uso de esta herramienta?

Yo, personalmente, lo hago para divertirme. Pero en muchos casos es muy útil porque muestras una vulnerabilidad que, por un lado, da mucho valor ADC, puesto que proyectas que no tratas de impresionarla ni te esfuerzas en ello y, por otro lado, proyectas cercanía, confianza y, en general, ROMANCE, por lo que ella no atacará ese flanco y estarás ‘protegido’. De hecho, si sabes mostrar tus defectos, finalmente dejarán de ser percibidos como tal. De ahí «lo que no puedas ocultar juégalo

Además, haciendo uso de la AUTOPARODIA siempre podremos parodiar su actitud en caso de que dificulte la escalada puesto que ella debe estar a tu altura y ser capaz de reírse de sí misma.

¿Cuándo podremos usar la herramienta?

En todo momento, por supuesto. Es más, os voy a poner un ejemplo que puso Fire en la conferencia de Madrid y que me encantó.

Supongamos que la cosa no está funcionando. Ella está siendo algo borde y no permite la escalada y, de repente se tira por error la copa de vino encima del vestido.

  • Fire: ¿No te parece encantador maría? Yo con mi acento catalán que a veces no me entiendo ni yo cuando hablo y tú que tropiezas y te tiras la copa de vino manchándote todo el vestido… ¿Te das cuenta de la bonita pareja de desastres que formamos?
  • María: jajajaja

¿Cuándo sabremos que está funcionando?

Evidentemente cuando veamos que ella se ríe de la situación y la vive como algo gracioso y no ofensivo. Es entonces cuando actuará como MAXIMIZADOR y entrará en ESTADO.

6 Comments

  1. Sin duda alguna la autoparodia es una herramienta muy poderosa para que los defectos no sean percibidos como tal, me imagino que funcionan de manera similar si sacamos errores hechos en el pasado, el problema es que esos errores muchos de nosotros talvez no los hemos superado aun, que ejercicio puede funcionar para uno superar esos errores ademas de poder mostrarlos al mundo de manera comica y que ademas dejen de ser problemas para la persona en si.
    Gracias Nucleo, me parecio interesante este tema. Saludos…

    1. Te agradeceria si respondieras mi pregunta, en caso de q no se haya entendido la vuelvo a reescribir:¿que ejercicio puede funcionar para uno superar esos errores ademas de poder mostrarlos al mundo de manera comica y que ademas dejen de ser problemas para la persona en si?

  2. hola nucleo…se esa chica de la que hablas…si yo tengo una igual…es super rapida para responderme cualquiera de mis DAV…es un super reto para mi pues ara ella cualquier tema lo maneja con confianza arrolladora…dime que puedo hacer yo (o que harias tu)..para entrar en fase de romance..pues creo que estoy a puertas de ese estado..solo me falta un pequeño paso…
    pd. es la misma chica de la que te escribi ace algun tiempo…

  3. Mu Güeno mr. Nucleo, aunque nunca entendí porque demonios era y es tan necesario destruirse mutuamente en las cuadrillas de “amigos”, ni termino de compartir tales batallitas, debo de reconocer que para mi gusto has dado en el pleno con lo de “reirse de uno mismo”, reirse hasta de las ofensas. Bravo. Bravissimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s