Ríete de tus defectos y sedúcete.

Puedo recordar pequeños fragmentos de mi infancia. Vienen ahora a mi mente aquellos duelos verbales que se sucedían en los recreos. Duelos míticos entre los alfa de clase que se dividían en dos categorías: Con reglas o sin reglas, es decir, no vale meterse con la familia o vale todo.

Allí la dialéctica era magistral y, mientras dos de los cracks de clase se enzarzaban en una lucha de retórica contundente, el resto, nosotros, con nuestras reacciones (gritos, carcajadas, abucheos, etc.) dábamos validez y puntuación a sus grandezas creativas.

Aprendí mucho durante esos años de escuela donde pude incluso de-batirme en duelo con alguno de esos cracks sorprendiéndome de mi propia creatividad y elocuencia.
[mailpress] (+info… CLICA AQUÍ) (más…)