“Vacaciones” y seducción en Mallorca

Me lo enseñaron Mario y Núcleo en mi última visita a Valencia ¿Por qué ocultarlo?.  Y se ajusta muchísimo más a mi forma de ser que el juego de discoteca, con su música ensordecedora, los ALFA de gimnasio y las defensas de las TB’s por las nubes. Yo soy más de “volar bajo para evitar su radar”…

A lo que iba:  voy caminando por la playa, estoy paseando y refrescando mis pies con el romper de las olas en la orilla, pero simultáneamente mi propio radar también está operando: busco un set apetecible y receptivo. ¿Ligón de playa? ¿Durmiendo no más de 3 horas? ¿Con mis estrías y las tetitas flojuchas? Lo sé, al principio yo tampoco me lo creía.

Como todo puede pasar cuando te dedicas a sargear intensamente, sucede:

Ella está sentada encima de una toalla del F.C.Barcelona, lleva un sombrerito majo y es rubita de bote,  pero no tiene aspecto de guiri. Otra toalla vacía a su lado me hace dudar, hasta que me fijo en la portada de su libro. No me lo creo. No es posible.  Me paro. He de retroceder unos pasos porque ya me estaba alejando de ella. Vale, para estas cosas me he estado entrenando tanto tiempo:

– Hola. ¿Vas a estar un rato más por aquí?

No contesta, pone cara de alucinada. Repito la pregunta, no me entiende (error de apreciación…sí es extranjera). Paso al inglés y su cara brilla de pura simpatía…aún no la conozco y ya empieza a gustarme…continuo mi “abridor estrella verano 2009”:

– Mira, me he parado aquí porque te he visto cara de buena chica. Como dices que estaréis un rato más, vigílame los trastos un rato que quiero bañarme. ¿Sabes? No llevo nada que cueste dinero, pero las llaves del coche tienen un valor sentimental para mí, y no digamos la VISA…

Risas. Es un encanto, y no puedo disimular mi interés por lo que más me atrae de ella: está leyendo “The Game”.

Después de mi baño en las sucísimas aguas de esta playa urbana (Sí, en Mallorca también hay playas horribles…), vuelvo a por mi chica AVEN. Es danesa, de 23 años y más guapa de cerca. Al principio le da un poquito de vergüenza estar leyendo un libro “para chicos”, se justifica con diferentes excusas pero finalmente reconoce que le encanta saber más sobre los hombres, sus inseguridades y formas de ver el cortejo.

Aquí otro punto de inflexión en mi “salida del armario”: lejos de negar mi proceso de automejora, le cuento la versión rosa de mi transformación de frusco a AVEN. Está tan entregada a nuestra conversación que su amiga (otro encanto, por cierto) decide que mejor será dejarnos a solas. Me da la perfecta oportunidad para cualificarla por su mente abierta y diferentes virtudes de su personalidad que ya me ha dejado ver. Aprovecho para decirle irónicamente que su belleza nada tiene que ver con que me haya acercado a conocerla, mientras utilizo la mirada de “voy a hacerte mía”. Responde con risas y sonrojándose…me encanta este juego. Ella esperaba de mi algo tipo americano con negas, trucos de magia, frases extrañas o historias poco probables, pero se encuentra con un tipo directo que transmite confianza y espontaneidad; claro, estamos hablando de mi tema preferido: ligar.

En nuestro ya más que evidente flirteo nos interrumpe mi mejor amigo por teléfono. Es hora de ir a comer, y como quiero hacerme el “difícil” la invito a apuntarse con nosotros, pero anulo la invitación justo antes de que ella pueda responder. En realidad, reconozco que es el tipo de TB al que prefiero ver de noche y con alguna copa de más (para ella, yo sigo con mi estricto régimen super-light).

Saboreo su cara de decepción mientras recojo las cosas para irme, y espero para ofrecerle mi número de teléfono justo cuando ella piensa que ya no lo haré. En ese momento no repara que apuntando en su móvil mi número me hago una perdida y ya la he “fichado”. Cuando guardo su nombre con un mote gracioso la chica me mira, sonríe y me dice “tú eres muy bueno”. Reconsolido unos minutos y me despido muy cariñosamente de ella. Ya se lo había dicho antes: cuando voy a tener una cita con una TB, quiero que sepa que me gusta. Me marcho con cara de satisfacción, me cuesta mucho disimular, pues acabo de ligarme a una chica que conoce bien el juego… (aún hoy sigo llamándola “PUA girl”…y le encanta).

A los dos días recibí un SMS suyo, hacia la media noche, invitándome a unirme a su fiesta “cerca del hotel”. Tuve que aplazarlo, pues esa noche ya estaba con otra TB. Pero esa es otra historia…

Saludos y buen sargeo!

EVIL.

8 Comments

  1. Evil, está claro que, con decisión, confianza y una buena entrada, no hay quien te pare.

    Ah, un día de estos me tienes que contar la historia de tu transformación de Frusco a AVEN, pero la versión negra, que la rosa creo que ya me la sé 🙂

    1. Hola Chicos.

      Gracias por vuestros comentarios, en cuanto tenga un rato resumiré algunas otras interacciones divertidas de mis “vacaciones”. En cuanto a la historia de mi conversión…me lo plantearé.

      Saludos!

  2. Dark, yo tambien quiere la versión negra y larga, jijiji.
    Cada día me siento más orgullosa de Evil y su gran mejora. Es mi gran inspiración y amigo del alma.
    Espero leer más post como este, me encanta leer tu evolución.
    Besos.

    1. Hola maestro.

      Es un honor que os paséis por aquí los verdaderos responsables de tantas transformaciones exitosas.

      Espero verte pronto “in person”…y delgadísimo por lo que he visto en tus últimos posts.

      Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s