gran hermano y la seducción (parte 2)

Había que intentarlo porque entrar en GH tenía su cosita.

Llamo a una amiga por si quiere acompañarme y accede así que debo arreglarme pronto y, después de cenar juntos, partiremos para allá.

La verdad es que no sé en qué consiste ese casting, pero tampoco me preocupa. Aunque no tengo ningunas ganas de salir pues estoy bastante cansado del día que he tenido. De todas maneras siempre que salgo pienso divertirme y ésa es mi base.

Son las 0’30h y estamos llegando. La cosa está bastante vacía por lo que da hasta reparo entrar, pero suponemos que la cosa se animará más adelante.

En la entrada me codeo con los de seguridad que me explican un poco como va el tinglado y, una vez dentro, me cercioro de que, efectivamente, está prácticamente desierto el garito.

Se puede ver a todo el mundo sentado como si de una terraza de heladería se tratase pero con la música algo más alta.

Puedo ver algunos sets mixtos ya cuadrados y mi sensación es algo extraña. Está todo tan hermético que abrir cualquiera de esos sets puede resultar violento.

Estamos dando una vuelta de reconocimiento al lugar cuando vislumbro a una mujer que tiene pinta de presentadora de televisión. Por la pegatina que lleva en el pecho veo que también quiere presentarse, así que me acerco.

Núcleo: -Me da la sensación de que tú tienes experiencia delante de las cámaras…-
Tb: -La verdad es que me siento muy cómoda delante de ellas.-

Mantenemos una conversación de varios minutos cuando se acerca un hombre a nosotros. Evidentemente se trata de su marido. Un tipo ejemplar que me trata con total familiaridad y que rebosa rasgos alfa por los cuatro costados.

Eso sí, tenemos cuatro números y nos vamos a presentar sólo dos con lo que tenemos el doble de oportunidades.

Pasan un par de horas antes de que salga el primer escrutinio por lo que nos da tiempo a compartir muchas de nuestras experiencias personales y darnos cuenta de que nacerá una bonita amistad de todo aquello.

Y ahí que estamos los cuatro. Conversando, conociéndonos y pasando una noche entrañable cuando comprobamos que dos de los cuatro números han sido seleccionados. ¡Vaya! Los dos números que han salido son de ellos, ni el mío ni el de mi amiga han salido… En ese momento él coge su número se lo arranca y me lo pega a mí.

Alfa: Tío, te lo has ganado. ¡Mucha suerte!

Me quedé perplejo unos instantes. Jamás imaginé el grado de complicidad conseguido. Me alegró muchísimo sentir esa calidad de conexión. Por fin estabamos dentro ‘E’ y yo.

Dentro firmamos los contratos pertinentes de derechos de imagen y nos ponemos en la cola del casting.

Allí nos encontramos con todo tipo de personas con diferentes ilusiones y con un mismo objetivo: entrar.

Ha pasado poco más de una hora y ‘E’ acaba de entrar, pronto será mi turno.

Se despide de mi ‘E’ para salir deseándome suerte mientras me ponen el micro. Me enchufan la cámara y tengo un minuto para decir mi nombre, mi número y lo que me plazca. Así que esbozo un poco lo que soy y el granito de arena que puedo aportar.

Al terminar la chica de la entrevista me pregunta a cerca del proyecto. Es conocedora del libro Sex Code y está bastante interesada así que le empiezo a contar.

Sin darnos cuenta hemos estado cerca de media hora y ambos (ella y el cámara) están muy interesados en el proyecto, la comunidad y la seducción.

Yo empiezo a sentirme preocupado por todos los compañeros que están esperando entrar para hacer su prueba así que decido despedirme deseando que les interese y nos den esa oportunidad que merecemos.

Por fin vuelvo a estar junto con mis amigos y el garito ya está mucho más lleno. Para sorpresa mi amiga y el marido (alfa) de ‘E’ se encuentran en la zona VIP. Y éste nos consigue acceso a su mujer y a mí, por lo que estamos todos en la VIP junto con los que ganaron la edición anterior de G.H. Nos hacemos unas fotitos con ellos y nos mezclamos un poco con la gente.

Con la tontería es ya tarde y la noche ha sido verdaderamente productiva. Al día siguiente me espera un taller particular con Mario junto con la visita de uno de nuestros instructores afiliados: Evil y una prueba para otro posible instructor… Pero esa es otra historia.

Por lo demás tengo mucha ilusión de poder ser un concursante de Gran Hermano, aportar algo de salsa a la casa y dejar a la comunidad de seducción como algo respetable, serio, sano y con fundamento. A fin de cuentas somos hombres con ganas de ser mejores.

4 Comments

  1. Venga Núcleo animo… ya sabes que estoy dividido por dentro, la parte de mi que quiere que entres, y que se va a alegrar mucho de ver que un amigo cumple un sueño. Y la parte de mi que vee que inevitablemente esto te va a tener un tiempo alejado de nosotros…

    Un abrazo, que sea que tenga que ser

  2. A ver si es verdad que entras, porque como sea así, estoy seguro qe todos los que os conocemos y conocen las artes venusianas, seguimos Gran hermano.

    Suerte y si entras espero que podamos aprender algo de ti Nucleo¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s