semiayuno – Día 5

Ya es primera hora de la mañana y estoy algo cansado y con sueño, por fin. Me peso: 86,9Kg y me acuesto.

A medio día vuelvo a ser persona. Continúo haciendo cosas con el ordenador hasta que ya me siento con fuerzas de nuevo de ir al gimnasio.

Hoy vuelve a tocar bíceps y espalda, aunque a partir de hoy voy a incluir en todos los entrenamientos el abdomen puesto que quiero reafirmar bien esa parte que con el paso de los días, y la consiguiente pérdida de volumen graso, puede quedarse algo ‘fofo’.

Las fuerzas no me abandonan, es más, al parecer las 3 golosinas han ido directamente a mis músculos y, fuerte como un roble, vuelvo a subir pesos y repeticiones.

Paralelamente me encuentro con mi amigo y semi-dios Sergio. Si tuviese que describir a Sergio podría tirarme una vida así que lo dejaré en alguien muy especial y con una forma de ver el mundo muy suya. Yo diría que es el ser con la realidad más fuerte y, o te la impone, o no existes para él, jejeje.

Hacía mucho que no lo veía. La última vez estaba lleno de músculos y Narciso había perdido el trabajo por su culpa.

¿Pero qué fue lo que me encontré?

De repente me encuentro a un chico mucho más delgado, pálido como una nube y con unas descamaciones alrededor de la nariz que daba miedo acercarse.

Núcleo: – ¡Buagh! Has conseguido un aura de protección de nivel 3 -. Digo bromeando y señalándole a la nariz.

Sergio: – Ya tío, ¡que asco, puto Wow! -.

Me cuenta que lleva dos semanas en el WoW (World of Warcraft). A base de papas, doritos, etc. y unas 15 horas de media haciendo que su druida suba de nivel. Y claro, esas cositas, son lo que tienen.

Aún así ha hecho de las suyas:

Sergio: ¡Madre mía! ¡Puto Wow! Lo que me ha hecho. Pero yo esto me lo quito ya mismo… ¿Por cierto, sabes lo que me pasó la otra noche? – Pongo cara de curiosidad.
Sergio: Eran las siete de la mañana y en el Chat del Wow, después de unas cuantas campañas, no sé quién empieza a hablar de sexo y ‘folar‘ y esas cosas. Yo me emociono un poco y pongo: – Si hay alguna chica por ahí yo quiero…- Total que se me abre un privado diciéndome que es una chica. Le digo yo que está flipando que me lo voy a creer. Así que me da su MSN para que lo compruebe. Nos metemos en el MSN y me dice: – ¿Ves la foto? Esa soy yo -. Y yo le vuelvo a decir que no me creo nada, que yo también me puedo poner una foto de chica. Entonces ella me dice que tiene webcam pero que se la pone si yo acepto entrar en su clan. Ella es druida nivel 80 y yo druida nivel 40. Y le digo que no, que para qué me voy a meter si luego no voy a hacer caso a las misiones que se hagan, que yo voy a mi bola y es así como tiene que ser. La chavala insiste pero al final desiste y se pone la webcam. La tía está muy buena, ¡coño! y una cosa tras otra consigo que me enseña las bombas (tetas). Yo estaba grabándolo todo con un programa para verlo luego, jajaja. Al final también me enseñó las braguitas que no eran nada sexys porque eran de Mickey, pero cuando se las puso en forma de tanga… Total que ya cansado, y teniendo en cuenta que es de Madrid,  la mando a dormir y me dispongo a ver el video y… ¡Mierda! Había grabado en otra parte del monitor…

Así que Sergio, a pesar de estar metido 24 horas en su habitación, había encontrado a otra chica que ‘destruir’.

Evidentemente la conversación fue mucho más entretenida con sus gestos y expresiones tan peculiares y Toni y yo nos reímos un montón. Fueron más de dos horas de entrenamiento de lengua y el resto de grupos musculares correspondientes, sobretodo abdominales por las agujetas de reirnos.

A eso de las 21’30 llegaba a casa físicamente bastante bien, pero me sentía algo apático. Y es que el ayuno puede interferir también en tu estado de ánimo dándote bajón o subidón dependiendo de cada uno.

Era viernes por la noche y tenía varias ofertas para cenar pero… no podía cenar así que no concreté nada y, cuando me hice el ánimo, hice algunas llamadas de tanteo para ver alternativas más interesantes. No cuajó ninguna. Ya estaba todo organizado y no me molaba el rollito que encontré así que preferí quedarme y descansar… Dulces sueños.

2 Comments

  1. hola…nucleo…
    yo tengo 19 años y acabo de terminar un semi ayuno de 5 dias…he bajado 3 kilos pero me faltan otros tres…crees que hice bien en hacer un ayuno de 5 dias nomas…o quisas debi esperar a bajar esos 3 kilos mas…ademas creo que no me desintoxicado por completo….

    1. Alfa_
      Como bien apuntas es más importante el hecho de que sientas que te has desintoxicado por completo frente a la pérdida de peso.
      Es muy probable que recuperes algunos kilos a pesar de salir del ayuno comiendo correctamente y, de vuelta a la dieta normal, sigas con un alimentación adecuada. Con lo que no debes fijar tus propósitos en eso.
      Debes estudiarte a ti mismo y a cómo te estás sintiendo en cada momento del ayuno y en sus siguientes fases de retorno a la comida.
      5 días de ayuno están muy bien sobretodo si es la primera vez y quieres calibrar tu cuerpo en este proceso novedoso para él.
      Ahora mantén una buena alimentación, haz deporte y no antes de 4 meses puedes volver a hacer otro. Verás como empiezas a reconocer ciertos cambios en tu cuerpo que la primera vez te pasaron inadvertidos y, con la experiencia, conocerás mejor a tu cuerpo y cómo tratarlo correctamente.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s