El Seductor

El Seductor

El Seductor.

El seductor. Hablamos mucho de seductores, de los seductores, de los que ya son seductores, de los que quieren ser seductores… En definitiva: de seducción, de ser mejores seductores y de ser un seductor.
¿Te has preguntado alguna vez qué es un seductor? ¿qué hace el seductor? ¿Qué busca un seductor? Y, sobretodo ¿Qué hace al seductor?

En la historia, hay grandes seductores como el seductor Giacomo Casanova e incluso mujeres como Cleopatra VII. Pero esta clase de historia no es la que voy a tratar en este artículo. Me interesa mucho más lo mismo que a ti te interesa: lo práctico.

Hoy sabemos que un seductor se hace. Puedes hacerte un seductor a los 6 años o a los 26 o a los 36. Los que se hacen seductores a los 6 años, se dice de ellos que son naturales. Pero ello no implica que un hombre con 26, 36 ó 46 años pueda aprender a convertirse en un seductor, igual que  puede aprender inglés, un deporte o a cocinar. Vamos, que cualquier hombre puede convertirse en el seductor que siempre ha querido llegar a ser.

[mailpress]

Porque, ¿cómo puede convertirse un hombre con poquísimo éxito con las mujeres en un hombre con muchísimo éxito con nosotras? Olvídate de las fórmulas mágicas, con varita mágica incluida, que pretenden que llegues de una forma rápida a ser un seductor. Por la experiencia que he visto y yo misma he vivido, no existe tal cosa. Olvídate de caretas, falsas personalidades y actitudes anti-naturales, palabras calculadas, estilos infalibles, extravagancias o personalidades a imitar. Tú eres como eres y de eso no cabe duda.

No hay vías rápidas para convertirse en un seductor. “África, ¿qué hago para conquistarla?”. Me niego. Simplemente, me niego. No hay respuesta para eso, y los verdaderos seductores lo saben.

Para ser el seductor que a las mujeres (como a mí, que no soy muy distinta de las demás) nos vuelve completamente locas tendrás que poner de tu parte. Este es el quid de la cuestión.

Un seductor es un hombre que se hace a sí mismo. Que se quiere y se respeta tanto por dentro como por fuera. Pero no solamente eso, además, lo trabaja. Convertirse en el seductor que ella desea durante un tiempo limitado, que no va a durar ni dos asaltos, no tiene ningún sentido: sobretodo para ti, que eres el que vas a tener que vivir contigo durante toda la vida.

A lo que un verdadero hombre debe aspirar es a ser el seductor que nosotras anhelamos, pero para serlo a todas horas, incluso para él mismo (para ti). Trabajarlo día tras día, poco a poco, cuando te ve todo el mundo y cuando no te ve nadie. Así, y sólo así, un hombre se convierte en un ganador y en el verdadero seductor. Porque las mentiras y los trucos vacíos no duran.

A mí modo de ver, se trata más de un trabajo de lo interno a lo externo.

Convertirse en un seductor va más allá de seducir mujeres. Trata de que te conviertas, por tus propios medios en un hombre.

Porque un hombre que quiere hacerse a sí mismo es un hombre que quiere mejorarse a sí mismo en todos los aspectos. Así es un hombre realmente atractivo para nosotras, las mujeres. Personalmente, siempre he recomendado filosofia Kaizen (descrita en Apocalípsex, los 10 Mandamientos de la Seducción de Mario Luna) como el mejor camino a seguir.
Seguro que volveré a hablar de lo que, para mí, es “el seductor”. Aquél que lo es para nosotras, para su vida y para el más importante: él mismo.

África Bos.

[mailpress]

6 Comments

  1. El querer llenar un vacio dependiendo solo de impresionar a las personas es un error grave.Lo mejor es reconocer nuestras virtudes y defectos y convecernos de que podemos aportar de forma valiosa a nuetra sociedad. Al saber lo que valemos las demas personas podran ver nuestros talentos y el seducir con maestria simplemente sera un beneficio adicional.

    Me ha encantado tu articulo y espero que pases un feliz año nuevo.

  2. de lo interno a lo externo ese es el camino del seductor exelente
    AB: quiero preguntarte si a el momento de salir a sarguear es recomendable hacerlo con un amigo o si es mejor solo gracias

  3. Tienes toda la razon con este artículo, África, y es por eso por lo que me gusta tanto vuestro Método. Nos enseñáis primero a crecer dentro de nuestro cascarón y luego a romperlo para salir siendo ese pollito tan mono: ese pollito que dentro de un tiempo se acabara conviertiendo en el gallo mas gallo del gallinero xD.

    Un saludo y gracias por seguir con tu blog 🙂

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s