seducción – apocalípsex (2)

PARA LEER MI ARTÍCULO SOBRE APOCALIPSEX – LOS 10 MANDAMIENTOS DE LA SEDUCCIÓN, CLICA AQUÍ.

Seducción – Apocalípsex (2): La suerte del principiante.

PARA LEER MI ARTÍCULO SOBRE APOCALIPSEX – LOS 10 MANDAMIENTOS DE LA SEDUCCIÓN, CLICA AQUÍ.

Mi primer Apocalípsex no cuenta porque lo ejecuté telefónicamente y además ya había chateado una vez con ella.

PARA LEER MI ARTÍCULO SOBRE APOCALIPSEX – LOS 10 MANDAMIENTOS DE LA SEDUCCIÓN, CLICA AQUÍ.

Le hice las tres preguntas de rigor, me respondió a la última que no con un tono entre ofendido y sorprendido y cambié de tema. Después, me limité a usar nuestro FDE (Fomenta-Detecta-Expresa).

Tras una conversación de diez minutos en la que entró en estado, me dio las gracias repetidamente. ¿Gracias por…? Nunca me lo dijo.

Dos días más tarde, tras siete renglones de chateo, me autoinvité a su casa y, una vez allí, nos pusimos a follar como animales. Si no te hablo de preámbulos es porque no los hubo.

[mailpress]

(Suscríbete GRATIS a mi BLOG DE SEDUCCIÓN)

Mi segundo Apocalípsex tampoco es computable porque las circunstancias excedían al universo contemplado por Ciarán.

Para empezar, estábamos en una playa nudista y en pelotas. Además, yo tenía fiebre, por lo que sudaba profusamente. Añádele al cóctel un viento que no paraba de meterme arena en los ojos, la boca y las orejas y estarás de acuerdo conmigo en que mi segundo Apocalípsex no fue el más ortodoxo de la historia de la seducción.

Las tres preguntas me las quité de encima con relativa rapidez, pero vinieron sucedidas de minutos casi eternos. De cerca, la desconocida me resultaba menos atractiva que de lejos, cosa que con toda seguridad me restó congruencia Alfa. Porque…

Si voy tan sobrado, ¿qué coño hago con una mujer que no me atrae lo suficiente? Peor aún: ¿cómo explicas que esté allí comiendo arena, sudando, pasando frío, calor y exprimiendo a fondo todas las incomodidades que tiene que ofrecer este planeta?

Por donde lo mirases, aquello era perder Valor ADC a raudales.

—Entro a trabajar a las 3 p.m. —me informó. Al rato, se vistió y se fue.

Desde entonces, pasaron días o incluso semanas, durante las cuales me olvidé de la dichosa técnica devastadora infernal destruyegalaxias. O hice como que me olvidé.

La verdad es que el condenado experimento me acojonaba tanto que fui encontrando toda clase de excusas para posponerlo. Poco sospechaba yo que mi primer Apocalípsex de libro de texto lo implementaría precisamente en un día de máximo bajón.

Me encontraba en un parque, disfrutando del borrador de un libro de seducción un compañero y, a la vez, sintiéndome enormemente frusco. De alguna forma, aquel libro que tenía entre las manos me estaba gritando: actúa, actúa, actúa…

Yo me limitaba a contestarle: ya, ya, pero… ¿no ves que estoy muy ocupado leyéndote?

Libro: Ya, ya… pero… ¿no ves tú que precisamente yo soy un pedazo de libro diseñado para sacar al seductor natural que hay dentro de ti?

Mario Luna: Vale… ¿Y?

Libro: Que qué haces ahí parado. Que por qué no mueves el culo.

Mario Luna: Precisamente ahora, ¿verdad? Ahora que estoy sin duchar, sin afeitar, sin peinar y con una mancha de huevo en la camiseta…

Libro: Una camiseta interior con la que jamás deberías salir de casa, para ser exactos. Pero… ¿Y? ¿Acaso no eres el científico de la seducción? Y, para colmo, me estás leyendo a mí.

Mario Luna: De acuerdo, supongamos que te doy la razón. Aun así, ¿dónde están las tías que tengo que abordar? ¿No ves que este parque es un desierto?

Justo en ese punto de mi conversación con el Libro, ocurre lo que más temía. Un pivón de curvas y movimientos cegadores, arreglada como si se acabara de escapar de una fiesta en un yate, se sienta con un libro en uno de los bancos.

Joder, Mario. ¿Y ahora qué?

Pues, sinceramente, tengo cero ganas de hacer algo. Estoy frío, fuera de estado y muy ocupado disfrutando de una gema de la seducción. Y, a decir verdad, ¡¡¡NADIE ME OBLIGA A ENTABLAR CONVERSACIÓN CON CADA TÍA ATRACTIVA QUE SE SIENTA EN UN BANCO DEL PARQUE!!!

Cierto, amigo, no tienes por qué hacerlo, especialmente si no quieres. Pero, si quisieras, ¿podrías hacerlo?

Por supuesto. Soy Mario Luna, ¿no?

Fantástico. Pues entonces no lo hagas. Pero respóndeme: si decidieses acercarte a hablar con ella en este momento, ¿cómo te sentirías?

Mi voz interior tiene razón: me alteraría. De hecho, puede que ni siquiera estuviese a mi 100% a causa de la inseguridad y de los nervios.

¿Y eso no te da rabia?

Mucha. Especialmente después de una vida dedicada a la seducción. Me da infinita rabia.

¿Y qué vas a hacer, Mario? Paco (tu subconsciente) continúa sin darte lo que quieres… ¿Sabes lo que deberíamos hacer con él?

Enseñarle. Y tanto que sí. Ese cabronazo de Paco se merece que lo coja por los huevos y le explique cuatro cosas. Ya va siendo hora de que se entere de la clase de individuo en el que está.

Entonces… ¿crees que sería una buena idea acercarte a hablar con ese pedazo de mujer para mostrarle a Paco lo poquito que consigue generándote inseguridad?

Durante unos instantes, considero esa opción. Y, al hacerlo, vuelve a invadirme otra oleada de miedo. Algo que mi voz interior no me perdona:

Guauuu… ¡Cuánto pánico! ¿Es ese Mario Luna? La situación es grave…

Lo es.

Cuanto más inseguro me siento, más aumenta mi cabreo. Tanto es así que, en pleno ataque de indignación, me digo: “Se acabó. Ahora ya no le vas a abrir: le vas a hacer un Apocalípsex. Por miedoso.”

Recojo la mochila, abandono mi banco y emprendo mi camino hacia el de nuestra sexy devoralibros. Ella no me ve o hace como que no me ve.

Me siento a su lado. El tiempo se detiene.

—Hola. Qué tal.

—Hola.

—¿Qué haces?

—Leo…

Me enseña el libro que tiene entre las manos. Se trata de Crepúsculo. Aunque sólo he visto la peli, puedo imaginarme que la novela rezuma tanto o más Romance. ¿Será eso un IDP?

—¿Vienes a mi casa?

Silencio.

Se lleva la mano a las gafas de sol y, lentamente, se las baja sólo lo necesario para que pueda ver sus chispeantes pupilas. Si los gestos hablasen, el suyo estaría diciendo: “¿Qué coño HAS OSADO decirme?”

—¿Cómo?

Cuando empiezas a sentir que el mar te arrastra, hay un momento en el que tienes que ponerte de pie sobre la tabla o pierdes esa ola para siempre. En este respecto, el Apocalípsex es idéntico al surf. Y este es ese momento.

El de sostener una mirada limpia y relajada, el de conquistar todo el aplomo del universo, el de ser un hombre. Más que sangre, por mis venas circulan Ferraris compitiendo en un circuito de Fórmula 1. Pero, al final, sé que todo se resume en que estoy vivo. Y eso es bueno.

—Crecí justo ahí detrás —digo, señalando unas fincas a lo lejos—. Cuando veo a esos niños corretear, me cuesta creer que no soy alguno de ellos.

He superado la parte más difícil. Según Ciarán, todo lo que tengo que hacer ahora es SER NORMAL.

Para mi sorpresa, ella me sigue la conversación. Y, cuando me quiero dar cuenta, comienza a hablarme de sí misma.

Además, su respiración se ha acelerado, a sus mejillas fluye más color del habitual, se toca el pelo sin necesidad alguna y busca mi aprobación constantemente.

La última pregunta del Apocalípsex ha quedado sepultada en algún rinconcito de nuestra conversación que ninguno de los dos se molesta en evocar. Pero, como con ese talismán cuya magia sigue activa bajo varias capas de tierra, podemos sentir su poder.

—Hace calor… —dice ella a los pocos minutos.

—Sí. Ya va apeteciendo algo fresquito  —respondo. Acto seguido, la acerco a una terraza del parque con mesitas. Pero hay demasiada gente.

—Ufff… Estoy disfrutando mucho sin tener que gritar —le comento, refiriéndome al tumulto—. Vamos a un sitio mejor.

Cuando llegamos a donde tengo aparcada la moto, sé ya en qué trabaja, que hoy es su día libre, que le pierde la novela romántica y otros detalles de interés. Se sube a ella sin rechistar y yo me alegro: por fin ve un accesorio de mí que no es completamente cutre.

A partir de ahí, va todo cuesta abajo:

Coronitas sobre la arena de la playa atardeciendo. Besos, abrazos y más besos. Conversación estimulante. Más besos.

—Tengo hambre —le informo cuando se acerca la hora de cenar.

—Sí, la verdad es que se hace tarde y yo mañana tengo que madrugar.

—¿Sabes? Contigo me ocurre algo muy curioso…

—¿Ah sí? Cuenta…

La abrazo con firme suavidad y, mirándola a los ojos, le digo:

—No te conozco. Y, sin embargo, me resulta más natural seguir a tu lado mientras cenamos que separarme de ti.

Se trata de una verdad como un templo.

—A mí también me pasa eso —admite ella—. Bueno, si sólo es cenar, por qué no.

La siguiente parada es en mi casa.

Le explico que me apetece ponerme guapo para ir a juego con ella y la dejo hojeando Trópico de Cáncer mientras me ducho. Cuando termino de ponerme irresistible, la llevo al Open Cor del barrio y compramos lo que me falta para preparar una de mis legendarias ensaladas.

¿Después?

Vino, velas, incienso, Lorena Mckennit y un poco de impaciencia por su parte. Por impaciencia quiero decir que, de no haber contado con mi consentimiento, me habría violado igualmente.

En fin…

La experiencia fue tan impactante que casi nos enamoramos. De hecho, tras esa noche nos dedicamos a intentar que lo nuestro funcionase. Y yo dejé de practicar mis Apocalípsex por un tiempo.

(Continuará…)

Nota: Desde entonces, he tenido la oportunidad de probar el Apocalípsex en sucesivas ocasiones. No te pierdas mi próxima entrega sobre la técnica de seducción que más polémica ha desatado. El debate es: ¿funciona el Apocalípsex por sí mismo o puede este éxito explicarse desde principios como los que comparto contigo en Sex Crack, nuestro manual oficial de seducción?.

32 Comments

  1. Vaya Mario, es bueno saber que aunque eres el maestro de la seducción tambien sientes inseguridad y miedo como algunos de nosotros cuando nos oxidamos en el juego, pero que automaticamente se pierde al momento mismo de cruzar esas palabras -Hola- y sí, verificar la eficacia de Apocalipsex, harà falta probarlo aunque te agradecería me explicaras la dinamica per sé de la misma, ya que si quiero probarlo no quisiera echarlo a perder.

    Un abrazo maestro!

  2. Tal vez muchos de aqui tengamos muchos años estudiando “seduccion” o el arte de saber que decirle a la chava que te gusta,eso esta bien,abordar, miles de chavas que se nos han ido por no saber que decilrles, y claro , porque ellas nunca nos abordan, y el que sabe abordar en realidad no sabe seducir, sino que se aprovecha de que los demas hombres no saben abordar, o no saben como iniciar una conversacion, y yo si, y la chava se va con el que tuvo el valor de abordarla, y no poruqe la haya seducido. hace como veinte años me comprè un libro, creo de Editorial diana, que se llamaba, “como lograr una personalidad de un millon de dolares” y se hizo mi meta, lograr eso, una personalidad atrayente, creo que lo logrè, pero la verdad en estos años, sigo teniendo que abordar a las chavas jaja, en vez de que ellas me aborden a mi, sin embargo me gustaria seguir en busca de este “elixir de la vida” el cual , tenga yo que dejar de abordar a las chavas y ellas sean las que me aborden a mi, tal vez si llegara un fulano y me diera un perfume que me lo pusiera, las famosas feromonas jaja quietarme del trabajo de abordar, porque a veces el trabajo me distrae, o duro meses con una chava que quiero seguir disfrutando y no me dan ganas de seducir, o como relatas tu que no tenias ganas de abordar, ….saludos

  3. veo que también tienes miedos en determinados dias, también me alegro que de vez en cuando te ocurra, pero bueno respecto a las 3 preguntas yo he probado ya dos veces, la primera me dijo la chica que así no se hacían las cosas y que primero fueramos a tomar café, me estaba escribiendo su teléfono cuando de repente la pillaron sus amigas que estaban cerca en la discoteca, y se fue a tomar por culo.
    La segunda vez supongo que fallé en que se lo dije demasiado contento sin mirarla con fuego, y se puso a reir y me dijo que no,también fue en la discoteca a altas horas.
    Seguiré probando a ver si la tercera va la vencida

    Un abrazo.

  4. Querido amigo.
    He aprendido mucho contigo, y se lo mucho que has trabajado en esto.

    Pero tengo un pero, no acabo de comprender como de tu asombro con esta tecnica del Apocalípsex.

    La he visto practicar muchas veces y por gente de lo más corriente y con notable éxito. Es verdad que las preguntas no son exactamente las mismas pero la técnica en el fondo es la misma.

    Pero porque funciona, realmente funciona solo con chicas que están deseosas y por eso funciona. En el fondo solo funciona con chicas que están deseosas, aunque pocas de ellas lo admitiran. Muchas de ellas en el fondo se alegran de que seas tan directo y te dejes de tonterias de conquistas, que muchas veces acaban de mala manera y sin sexo.

    1. Carlos, el asombro de esta tecnica es de hacer que de empezar con un saludo universal(hola) a los 5 segundos le digas que si quieres que vaya a tu casa. A parte de esto, lo asombroso es ver como a veces empiezan a reaccionar ellas tras 10 o 15 minutos de conversacion logica. Ahi esta la diferencia de esta tecnica con otras de directo turbo, en las cuales eres directo todo el rato hasta tu objetivo.

      Sinceramente creo que hay muy poca gente que se atreva hacerlo en diurno…

  5. Coño, qué suspense! Espero con ansias la tercera parte. Por otra parte, me alegra ver que ni los grandes maestros se vuelven invulnerables al miedo en según qué ocasiones, y también que de entrada has desmontado uno de los grandes mitos del abridor del apocalipsis, y es que sólo vale para ambientes nocturnos a horas intempestivas. Ahora queda ver si es un abridor que a la vez cierra, que ahí estaría la gracia, o si es un abridor como otros muchos que no nos ahorra horas de juego.

    Saludos!

  6. heeee pa mario
    no puedo creer que le hayas dicho asi tan directo vamos a mi casa??
    y luego seguir como si nada, la verdad es que aqui en mi ciudad esa chica se hubiera ido o asustado, pero parece que en España es todo mas facil

  7. Mi hipótesis es que lo territorial es clave para entender la (posible) efectividad del Apocalipsex. Recordemos que, en la naturaleza, ser alfa consiste en invadir el espacio vital de la hembra sin ser expulsado. Con el Apocalipsex te pones con tu cara bonita delante de una chica, y le sueltas esa bomba, y aguantas luego hablando del tiempo o lo que sea… Y ella, aunque no lo diga y no lo pueda racionalizar, notará que pasan cosas. Que después de haber recibido semejante propuesta, tú deberías haber huido o ella debería haberte echado, pero que sin embargo allí sigues… En fin, recordemos la lógica retroactiva.

  8. Mario es impacatante la forma que tocas tanto puntos en una sola experiencia, primero muestras tu lado vulnerable( lo cual nos motiva a muchos neoaven), tu deseos de patear a paco y despues tu juego solido que es de leyenda!
    Espero impaciente tu proxima entrega!!!

  9. estoy totalmente de acuerdo con carlos.

    esta técnica me parece facilona, me recuerda a una versión bruta del “chulo gracioso” explicado en el método. hace un rato (insomnio maldito) he echado un ojo a la entrada anterior y he dejado un par de comentarios haciendo ver mi escepticismo con respecto a esta técnica que acaba sin miramientos con todos los tipos de juego y diversión que, en mi opinión, deberían ir detrás de cada ligue.

    he dicho “en mi opinión”, porque cada vez conozco a más gente que se toma la seducción solamente como un método de obtener sexo sin pagar, mientras que yo siempre lo he visto como una partida donde entran en juego las personalidades de (al menos) dos individuos, el ambiente… me parece fundamental divertirme mientras estoy trabajándome a una tb. pensadlo, a la hora de tener una re o una mre, ¿no es muchísimo más divertido en todos los aspectos poder reir y hablar de algo profundo con esa/s chica/s?

    igual es que después de tanto tiempo sin juntarme con avens me he convertido en un vejestorio de la vieja escuela antes de tiempo.

    “echar un polvo es fácil. hacer que cada chica con la que te lías se enamore de ti es difícil. si eres capaz de enamorarte por diez minutos de cada chica con la que te lías, eres un aven”.

    1. Te doy la razón, amigo, yo aquí lo que veo es que esa técnica no hace que Mario triunfara, puede ayudar algo, pero a lo mejor el 10% como mucho. Lo que hizo que Mario triunfara fue su juego de toda la vida.

      1. “puede ayudar algo, pero a lo mejor el 10% como mucho”, dices.

        lo cierto es que no lo veo de esa forma en absoluto. es muy posible que consiga abrirte un par de piernas de cuando en cuando… pero creo que un aven no busca (o no debería buscar, desde mi punto de vista) simplemente bajar unas bragas.
        la seducción es un arte, y cada obra de arte tiene que ser única e inolvidable.

        Y ahora, la disgresión de la noche:

        trata de acordarte (tú hipotético va dirigido a cualquiera), si eres asiduo a esta técnica, de los nombres de las tb a las que les has hecho un apocalipsex. imposible. ¿con cuántas ha funcionado? calculo que, a no ser que seas Style, Mario Luna o un natural descomunal, el porcentaje no sube del 2%.

        no quiero que esto suene como si me estuviera encarando con Mario, pero no creo que se consiga demasiado con frases de entrada de este tipo, por dos razones:

        a) es burdo, tonto y carece de la chispa de otras acciones mucho más naturales
        b) (esta es la importante, a ver si logramos metérnosla en la cabeza) UNA FRASE DE ENTRADA NO SIGNIFICA NADA! Piénsalo. Cuando entras a una tb, ella está atenta a muchísimos factores externos, a saber:
        1.- el set en el que está metida, si va en grupo, o lo que quiera que está haciendo, si la abordamos en solitario.
        2.- todo tú, desde tu cara hasta tu estado de forma, tu aliento, y todas esas cosas que no se ven pero que sí se sienten.
        3.- el medio en el que la estás abordando.
        4.- tu tono de voz, que puede variar desde la agresividad al humor pasando por cientos de estados intermedios.
        5.- el resto de tíos en el bar que se la están rifando.
        6.- etc, etc, etc.

        Realmente, ¿crees que una sola frase de entrada que NUNCA dura más de 20 segundos va a cambiar tu situación con respecto a ella drásticamente? somos maestros, aven’s, gurús, o lo que sea. No dioses. No somos tan importantes como para que cada una de nuestras acciones sea algo decisivo, ni mucho menos. lo cual tampoco quiere decir que se deje nada al azar, por otra parte. ahí está encerrada la mejor parte del sargeo: el juego constante, la diversión, el no saber si sí o si no, y sobre todo, tirar y aflojar hasta que ella está a tu merced.

        un método tan directo como el apocalipsex no deja lugar a nada de eso, ya que la tb en cuestión sabe ab initio de qué vas, qué buscas y cómo lo buscas. estoy totalmente a favor de probar cosas nuevas, raras y divertidas, pero no de llevarme una tb 10 a la cama habiendo hecho un sargeo 0’5. mucho mejor llevarme un 9’5 con una sensación de victoria absoluta tras un sargeo 10.

        “No hagas preguntas, haz afirmaciones. que sean ellas las que te pregunten a ti”.
        Tristan Tzara.

    2. “echar un polvo es fácil. hacer que cada chica con la que te lías se enamore de ti es difícil. si eres capaz de enamorarte por diez minutos de cada chica con la que te lías, eres un aven”.

      Boh…

  10. hola mario, te felicito y pense que un maestro còmo tu no sintiria miedo te felicito y cuando estava leyendo apcalipse, y abordaste hasta yo sude en el momento que se callaron los 2 he aprendido mucho de ti pero sigo en la lucha de la seduccion suerte que ya tienes mucha.

  11. El apocalisex solo hace que confirmar la teoría de “Cuanto menos hables con una chica, más fácil es tirartela” que tenía el amigo de un ala mio.
    Por cierto… ¿Que es un IDP? ¿y un FDE (Fomenta-Detecta-Expresa).?

  12. Hola Mario lo primero darte las gracias una vez mas por tu labor de divulgación sobre un tema, la seducción, que tanta falta nos hace a tantos fruscos llenos de ideas preconcebidas totalmente equivocadas sobre las mujeres. Yo si me creo que es así de sencillo, con el apocalípsex, ligarte una chica, lo que no me creo tanto es que a ti precisamente a ti, Mario, te cueste y te de corte hacerle esas tres preguntas a una chica atractiva, aunque puedo entender porque lo haces. Yo que soy un frusco, menos desde que leí SexCode, he tenido éxito con algo mucho mas agresivo y que me tomo la libertad de contaros. Una noche del pasado verano quede con unos amigos para salir de marcha por una ciudad que no es la nuestra, uno de los amigos había quedado en un pub a las doce de la noche con cuatro amigas, nosotros éramos cinco. Como no escribo también como lo haces tu y para no alargarme diré que llegamos una hora tarde a la cita y allí estaban esperándonos con una sonrisa de oreja a oreja, hicimos las presentaciones de rigor y sin mediar palabra, a una de ellas mientras le daba dos besos en las mejillas le agarre por el culo con la mano derecha, se quedo mirándome con una sonrisa medio nerviosa, mientras yo, todo sonriente y mirándole fijamente a los ojos le decía lo guapa que estaba, etc., estuve mas de un minuto, no tocándole el culo, sino agarrándoselo y ella estaba encantada de la vida. A los diez minutos estábamos los dos besándonos como posesos en el coche de un amigo, el resto mejor no lo cuento. Creo que es fundamental la actitud de aplomo y seguridad que demuestres, además de no importarte en absoluto el resultado, para conseguir tener exito. Un saludo a todo el equipo de SexCode

  13. Yo sigo diciendo que es muy buen abridor, pero lo importante está en la conversacion, en saber mostrar tu vida y que te sientes agusto con ella y contigo mismo

  14. ah y otra cosa, no significa que con este método seas un Aven, yo recuerdo una vez cuando era Frusco y estaba copeteado, para hacerme el gracioso me acerque a una chica guapa
    Yo: hola, ¿como te llamas?
    Ella: Me llamo XXX
    Yo: me llamo Jonathan, ¿quieres sexo?
    Ella: jajajajajajajajajajajajaja
    Yo: vamos para hayá, ven sigueme
    Ella: hey, espera…….
    Yo: te quiero mostrar algo, ven…
    Ella: pero… (protestaba, pero me seguía) Luego llegamos, nos besamos, cuando hice toquecitos me detuvo diciendome “estas borracho”,yo dije “algo” pero seguimos, hasta que mis amigos nos interrumpen…Bueno a la final no llegó a más, solamente doy un ejemplo, aunque en lo personal no lo volveria hacer de esa forma, pues si logre eso fué gracias a la suerte, porque otra chica quizas me hubiese echado a volar altiro, tengo un amigo que luego de varias piscolas le pregunta a una TB “como es tu vagina” ella simplemente lo miro enrarecida y se escapo. Al decirlo como una invitación (quieres ir a mi casa) es de forma respetuosa a lo que ella puede optar, a diferencia de decirlo de una forma agresiva simplemente te llebaras una bofetada 😉

  15. el apocalipsex no sirve, y hay razones de porquè. Lo que si observo mucho es que hay muchos hombres que andan en busca desesperada de un ingrediente magico para poderse llevar a la mujer que quieran , cuando quieran. Como esas personas que andan en busca del producto magico ideal para bajar de peso sin hacer ejercicio, o la crema magica para quitarse las arrugas formadas por tanto cigarro y cerveza que se han estado tomando durante años y años de asistir a discos y bares nomas para seducir a una chica por año.

  16. hey yo tengo una pregutna… quien me la quiera respodner peude mandarme la respeusta a mi correo…
    llevo aproximadamente 6 meses leyendo Sexcode y como 9 mese estudiando seduccion, y he conseguido mejorar muchisimas cosas… infinitas Gracias Mario! Dia a dia trato de mejorar mis conocimientos sobre el tema, y mi valor al momento de abordar una Tb, y para mi resulta muy divertido…
    hay una tia! Tb-10! o Tb-9 -modelo- 16 años(mi misma edad)… una vez fui a la casa de ella; y me fue bastante bien!, sin embargo no la bese, y creo q ahora me arrepiento. y deje de visitarla por como 2 meses… y cuando volvi me fue bastante mal!
    sin embargo no le di iportancia y ya han pasado otros 2 meses aprox,
    y ahora quiero retomar el ligue ya q he mejorado bastante y me ha ido muy bn con otras tias; y he pensado en llamarla a la casa y se me ha ocurrido un metodo de abordarla; sin embargo me gustaria saber sus opiniones respecto al tema, sobre q metodo utilizarian uds para llamarle; o si deberdad pensarian en llamarle…
    gracias pot todo!!!”!
    y bastante interesante el tema del apocalipSex!

    Jib4004@hotmail.com

  17. Amante del Chloe:
    Gran reflexión,creo q gran parte de la seducción se vasa en la lógica retroactiva,y en nuestra forma subliminal de hacer y decir las cosas con ese toque de descaro,intuición y saber hacer.

    1 saludo! 😉

  18. A mi no me gusta. Y de hecho, es por muchas razones, entre ellas, muchas de las que ya han sido mencionadas parrafos arriba.
    Sin embargo, si tuviera que resumir todo, diria que: Este método, apocalipsex, en caso de utilizarse por todos los avens, se convertiría en la única frase enlata (o frases) universal empleada por todos los avens, y por lo tanto caería en contradicción con todo lo que se trata de enseñar en las artes venuasianas con respecto a que uno mismo debe crear sus “frases enlatadas” o en el mejor de los casos volverse natural. El usar el apocalipsex anularía la creatividad de todos los avens y solo estarían automatizados para repetir la dichosa frase una y otra vez, y eso señores, nos haría ver a largo plazo como una caricatura del eductore naturale.

    Pero siempre van a seguir saliendo nuevos gurús, inventando nuevas técnicas para poder atraer aspirantes a aven que necesitan ser pastoreados, entrenados y también desbalijados.

    No solo seguirán a apareciendo los gurús anglosajones, sino también hispanos, latinos, asiáticos, en fín.

    Depende de nosotros el saber asimilar la información de calidad y desechar la información que no sirve para otra cosa que no sea llenar los bolsillos de otros aspirantes a Gurús.

    Hasta pronto.

  19. Angelus, me ha parecido leer un par de comentarios que aclaman videos de apocapipse.
    Q te parece? llenamos de brillo este escenario? Jajajajaja!!!
    Un abrazo a todos

  20. el otro dia lo hice en el metro y no me gusto nada, solo fue una despedida educada xDD, aunque eso si tuvo cierto encanto antes de decirlo xDDD

  21. Creo que hay momentos en la vida en los cuales el apocalipsex resulta de maravillas, tan solo depende de lo calibrado que te encuentres, pero evocando esta historia, no andamos encontrando todos los dias mujeres en su dia libre, con atmosfera de romanticismo que deleiten sus ojos y por ende, que empape sus fantasias. Si pasaramos preocupados de la mujer del parque que llegara con un libro de tematica romantica, nos transformariamos en “cuasi violadores”. Aunque Mario, has tenido suerte de justo encontrarla y pese a tu posible autosabotaje todo haya marchado de maravillas.
    Creo que como esto de la seduccion se nos debe tornar un juego, como protagonistas de juego siempre tenemos un maletin o algo por el estilo con muchas de nuestras armas, una de estas es el apocalipsex y creo que hay momentos en los cuales esta arma es fundamental, como cuando te topas con una tía desconocida y esta no te quita los ojos de encima y te mira con esa sonrisa que evoca en ello una mezcla de seduccion (de su parte), agrado (hacia tu parte) y deseo (hacia tu persona).
    Además, tu apocalipsex ha sido producto de lo que yo llamaría “el camino del seductor” es decir, ya tienes un vagaje para el manejo de la conversación, generar rapport, claves de lenguaje no verbal, dar y privar, surfear por sus estados favorables y llevar a que la situacion tenga un desenlace sexual. Que pasaría si al numero 1 de los pelmasos le presentas esta tecnica de alguna manera enlatada, quitale lo que llamas mirada suave y tranquila y todos los elementos que recien te mencione? creo que habrian muchos cambios. Finalmente creo que el tema seducción se basa en conocernos a nosotros mismos, testear nuestras necesidades y en base a aquellas acceder mediante el principio de realidad de una manera creativa y divertida para ser dueños, amos y señores de nuestra vida afectiva y sexual.

    Saludos

    PD: Personalmente, prefiero mucho mas el apocalipsex, ya que la mayor parte de las veces me las juego por el “todo o nada”.

  22. Es una manera fantástica de agitar sus emociones, lo de actuar con normalidad después sirve para relajar esas emociones, es muy poderoso inesperado, puede salir mal si vas con miedo, pero funciona. Yo hago algo parecido, realmente no importa lo que digas es centrarse en cómo mover sus emociones, es curioso el efecto, porque ella misma si alteras su estado emocional justificará eso y te verá automáticamente con más valor que cualquier hombre mortal, y te va a seducir ella a ti. Es muy divertido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s