informacion

¿Qué quieres saber? ¿Cómo me convertí en instructor de seducción? Vale, pero te advierto que no te lo vas a creer.

¿Puedes imaginarte al típico gordo con cara de bueno? Por si no tienes capacidad de representación, imagina a Pavarotti de joven, mézclale con Juan Echanove y ponle la voz de Pedro J. Ramírez. Ahora, vístele como a un profesor de universidad de hace veinte años, quítale la corbata y ahí me tienes…lo menos alfa que puedas imaginar.

Por otro lado, mi aspecto físico solamente era superado por mis inseguridades y temores: a los desconocidos, a las mujeres, a volar, a las cucarachas, a la oscuridad…

Sería muy largo de explicar qué motivó mi cambio. ¿Has visto “Wanted”? Si no lo has hecho corre a bajarla de internet comprarla…te dará una ligera idea de cómo fue mi cambio. Por cierto, mi novia de aquella época se enamoró de otro tipo aún más beta que yo (sí, se ve que la frusquedad no tiene límites). Todo ello influyó en crear unas circunstancias favorables, pero la revelación me vino por pura casualidad.

Piensa en lo que hace un frusco que sabe que se va a quedar sin novia, gordo y solitario, en casa. Sí, navegaba por internet. Y en un portal de noticias que no voy a publicitar…apareció. Algún imbécil había recopilado frases graciosas para ligar del estilo “bonitas piernas…¿a qué hora abren?”. Me reí. Por supuesto, todo el mundo sabe que [ironic mode] ligar es sólo para guapos [/ironic mode]. Pero ese fruscazo tamaño XXL era un tipo muy curioso, y siguió los enlaces hasta un libro que se tomaba la seducción ¡como ciencia!

Para alguien que estudió informática, comunicaciones, música y filosofía, descubrir que algunos tipos habían “perdido el tiempo” en tratar de descifrar a las mujeres me llenó de ilusión. ¿Sería real? ¿Se podía “aprender a ligar”? ¿Tenía razón ese loco en que las mujeres responden a patrones que pueden estudiarse, aprenderse y utilizarse? Yo sólo tenía una forma de averiguarlo…

Con el Sex Code a medio leer,  121kgs. de peso y en pleno duelo por la pérdida de mi novia, puse en práctica mis primeras rutinas, estrategias y tácticas para ser el MAG de una fiesta. Sé que lo normal, lo lógico, sería que no hubiera pasado absolutamente nada distinto: pero pasó. Una TB se fijó en mí, me aisló y antes de despedirse me cerró con mail. Era Cobaya.

Por eso estoy aquí. En los últimos meses he hablado con cientos de desconocidas, he conocido a diversos maestros internacionales de la seducción, he adelgazado 40 kilos, he viajado por España aprendiendo seducción; me he desmayado en el gimnasio, he llorado con el dolor de la depilación, he comenzado a escribir un blog y me he acostado con más chicas que durante toda mi vida anterior. ¿Qué has hecho tú últimamente?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s