seducción ecológica

SEDUCCIÓN ECOLÓGICA

Seducción ecológica….

Puede que me guste despistar, no lo sé. O llámalo nostalgia.

En cualquier caso, hay días en los que el cuerpo me pide ir cutre de cojones. Días como hoy. Días felices y despreocupados en los que deambulo por pasillos de supermercado resguardado en deportivas y ropa de abuelo. Disfrutando de mi timidez, absorto en mis sueños.

[mailpress]

(Suscríbete GRATIS a mi BLOG DE SEDUCCIÓN)

 No te hablo de días cualquiera, sino de días en los que hace más de un mes que no toco una pesa, que no me muevo, que como del culo, que me chupo jornaditas de más doce horas frente a la pantalla del pc.

¿Frusco? ¿Afilar las lanzas? No sabría decirte.

Son cosas que yo también me pregunto mientras termino de decantarme por un vinito de mi tierra. La etiqueta roja lo dice bien claro: está de oferta.

¿Me estoy enfruscando? ¿O será que he trascendido la dualidad Frusco/Aven? Porque a veces tengo impresiones contradictorias.

Veamos…

Nunca te he negado que un pequeño frusco habita en mí. Ni que jamás me abandonará del todo.

Pero, si bien es eso cierto, también lo es que hay una pequeña llama que me acompaña siempre. Corretea por mi sangre desde Formentera y, aunque es inestable, algo me dice que no volveré a conocer la existencia sin su embriagante calor. Que, a golpe de corazón, permanecerá conmigo hasta el último latido.

El debate sigue en pie pero, en cualquier caso, te recomiendo que no te hagas muchas ilusiones. O sea: si te gusta verme con esta pinta en el supermercado mientras sopeso un manojo de cebollas tiernas, disfrútalo. No durará mucho.

¿La razón? Soy un ganador.

Está claro que hay ocasiones en las que he olido mejor y que ni Dios sabe cuándo fue la última vez que me lavé los dientes. Miento, sí lo sabe. Fue la última vez que mantuve sexo con una mujer. 

Paso de darte fechas. Por decoro.

Pero insisto: no te confíes. Y entiende mi poesía. O mejor: déjate mecer por ella.

SEDUCCIÓN ECOLÓGICA 3

Al menos yo lo hago y fíjate lo libre que me siento. También yo me dejo mecer por ese…

¿Culo?

Dios mío, qué culo.

A medida que me acerco a la cola del súper, ese culo me va a arrancando de mis divagaciones. Dicen que el pensamiento es electricidad, en cuyo caso la electricidad de ese relampagueante trasero está interfiriendo seriamente con la de mis ideas.

Cuando por fin logro fijarme en el resto de la chica, descubro una mirada que me desafía. Joder…, eso se avisa, ¿no? Multiplica por cien el poder de sus curvas, condénsalo en una mirada y ahí lo tienes: un poder nuevo, adolescente, recién descubierto, desafiándome.

Mis nervios se afilan como cuchillos y una sacudida de no sé cuántos mil vatios me recorre fibra a fibra. ¿Te das cuenta de lo vivo que estoy? ¿Qué coño puede ser más adictivo que esto?

Cavalgando el shock, le sostengo la mirada hasta que la baja sonrojada. Esa es, amigo, la llamita a la que me refería…

¿Qué ha pasado, diosecilla? ¿Esperabas un frusquito y te acaban de poner roja sin decirte una palabra? ¿Y cuál es el problema? ¿No sabes que estás preciosa cuando agachas la cabeza y te tocas el pelito? No imaginas lo mujer que te encuentro y lo hombre que me haces sentir, ¿verdad?… ¡Bien hecho, tío Mario!

Y, sin que nadie me vea, me doy un beso en la muñeca. Para que se entere Paco.

Conforme abandono el súper y doblo la esquina camino a casa, una sonrisa de viejales pillo se apodera de mi cara. Te parecerá una chorrada, pero ha sido una experiencia bonita y especial. Había algo en ese instante prolongado que no te lo dan doscientos polvos. Por hoy, me doy por satisfecho.

Quiero decir, me daba por satisfecho. Porque, frente a mí, a unas cuantas zancadas, allí está de nuevo: ese tre-men-do culo. Y no ha cambiado nada. Sus acogedores vaqueros canela siguen dejando chispas por donde pasan.

Entonces lo hace: lo tira al suelo. No sé qué se está comiendo ni lo que acaba de pelar, pero acaba de dejar caer el envoltorio al suelo. Por alguna razón, eso me impacta tanto como sus nalgas. ¿En mi misma manzana? ¿En mi propia acera? ¿Pero cómo se atreve?

Al cruzarme con él, recojo el plastiquito y lo tiro a la primera papelera que me topo. Por cierto, ¿esto qué es? ¿Predestinación? Tiene toda la pinta de ser una de esas escenas de comedia romántica donde si no es por percances así el prota y la prota nunca se conocen.

Sea lo que sea, acelero el paso. Esto no va a quedar así.

La alcanzo justo antes de cruzar la acera. Tras un par de golpecitos en la espalda, se gira. Me dedico a mirarla hasta que se pone a temblar como una cafetera. Obviamente, el encuentro visual de antes ha hecho su trabajo.

Mario Luna: “¿Cómo te llamas?”, pregunto examinador.

Disculpémosla si flipa en colores. Es natural. Se trata de la segunda sorpresa que le doy en cuestión de minutos. En su mente, esto sólo pasa en las películas.

TB: “I”, me responde sin saber a qué atenerse.

Mario Luna: “Encantado, I. Yo soy mario”. Pausa. Mirada intensa. Pausa. “Y que sea LA ÚLTIMA VEZ…” -pausa y tono solemne- “que TE TIRO un plastiquito a la papelera.”

SEDUCCIÓN ECOLÓGICA 6

Entonces I estalla en carcajadas. Debo ser muy gracioso.

Mario Luna: “Mira el lado bueno, I. Nunca me habría atrevido a decirte nada de no ser por el plastiquito. Y eso que…” -me hago el falso tímido- “ganas y curiosidad no me faltaban”.

Con un poco de suerte, mi ADIS se fundirá con su estado de risa intensa para formar una sóla pieza. Eso sería un buen anclaje. En cualquier caso, creo que ya me he desmarcado.

TB: “La verdad”, responde ella tan valiente como nerviosa, “es que tú también me has intrigado en el súper. No sé por qué, pero me has intrigado…” Yo SÍ SÉ por qué, pero no pienso decir ni pío. Tras una pausa reflexiva, añade: “Después me he acojonado de verdad. No sabes lo contenta que estoy de ver que no eres ningún psicópata.”

Eso ha estado bien. Me gustan las chicas valientes. Aquí hay un CTF claro, pero no imaginas lo que paso de CTFs en este preciso instante.

Mario Luna: “Te vas a reír, pero ¿sabes lo que se me ha pasado por la cabeza cuando te he visto tirar el papel?” (Cebo Pelota)

TB: “Sorpréndeme… Más…”

Mario Luna: “Por un instante, me he sentido como si fuera el prota de una de esas pelis… De esas en las que el chico y la chica nunca se conocerían si no ocurriese algo…”

TB: “¿Predestinado?”

Mario Luna: “Suena tonto, ¿verdad?” (ADC y Robo de Marco)

TB: “A mí no me lo parece”, responde.

Mario Luna: “El caso”, añado, “es que ahora me voy a sentir más raro separándome de ti que continuando esta conversación frente a una ensalada de tomatitos cherry. Ríete… pero es como si, de repente, me hubiera venido la intuición de que tenemos muchas cosas de que hablar.”

TB: “Yo también siento eso. ¿Cómo es que te gustan los tomates cherry?”

Mario Luna: “Tengo la sensación de que no es la única cosa que tenemos en común. Por ejemplo…” (Cebo Pelota: la apunto con el dedo para hacer la conversación interactiva y mantenerla entretenida frente a mi IF. Un DDA de los más clásicos).

TB: “¿Por ejemplo?”, pregunta.

Mario Luna: “Por ejemplo: no suelo hacer esto. Y estoy convencido de que tú tampoco.”

Se ríe. No, ella tampoco suele hacerlo.

Mario Luna: “¿Entonces? ¿Qué hacemos? ¿Le damos una oportunidad al destino y compartimos unos cherrys como viejos amigos o dejamos nuestra vida en manos de normas que ni tú ni yo hemos inventado?”

TB: “Mira, te confieso que aún estoy flipando no sé por qué y me caes muy bien… Pero no te conozco…”

Mario Luna: “Es cierto, no sé que me ha pasado. Me he sentido tan cómodo contigo que de repente se me ha olvidado que no hemos esquiado o recorrido Europa juntos. (DAV y Proyección de Futuro)”

TB: “Jajajaja… Tú eres muy listo, ¿no?”

Mario Luna: “Sólo con quien sabe apreciarlo.”

TB: “Está bien. Tu ganas. ¿Vives cerca?”

Me encojo de hombros y miro hacia arriba, indicándole con la mirada que está en mi manzana. Y añado:

Mario Luna: “¿Destino?”

TB: “Jajajaja… Estás loco, ¿sabes?”

Mario Luna: “Hacía tiempo que la palabra ‘loco’ no sonaba tan bien. Vamos.”

Guiándola por la cintura, le muestro la dirección hacia mi patio.

No hace falta que te diga lo que pasa ahora, ¿verdad?

Si tienes que preguntarte algo, pregúntate más bien qué clase de decepción se llevaría ella si no “pasaran cosas”.

P.D. ¿Te gusta mi seducción ecológica? Pues ahora viene mi confesión: el título era una trampa. ¿Mi consejo? Reemplázalo por: PERSPECTIVA DEL YO. Abre tu Sex Crack por la página 222 y estudia este Generador de Romance. Después, relee el artículo.   

 

[mailpress]



15 Comments

  1. Últimamente estoy usando el mismo efecto al abrir en diurno. Primero abro y me alejo para posteriormente reabrir. Noto que se crea algún efecto psicológico, alguna especie de distorsión temporal, que genera más confianza en las TBs previniendo activaciones de defensas. El lugar perfecto que he encontrado para realizar esto sin que la reapertura quede en manos del destino es; El Tren, y como en tu RC, en la reapertura utilizo un directo que me posibilita una escalada rápida, aunque, eso si, a mi no me queda el pisillo al lado… M-Caxis! :S

    Un saludo Mario.

  2. mario, como siempre tio, muy bien sargeando y enseñando los conceptos¡¡¡¡¡.
    con esto me keda claro ke la perspectiva del yo ayuda para crear mas el romance, y tambien sirve para ponerlas en estado, robar marco, varias cosas,

    y lo mas importante,,, te pone o potencia mas tu estado!!!!!!!!!!!!!!.

    saludos desde mexico!!!!!!!!!

    %)

  3. Mario, te odio.

    Justo estoy escribiendo mi informe sobre cómo me ligo a una TB en el súper y tú te me adelantas…si por algo eres el número uno, ya lo decía yo.

    Saludos maestro!

  4. Está cada vez más claro que la perspectiva del yo hace que las chicas abran su mente, primero te abres tu y luego lo hacen ellas, y sin darse cuenta entran en estado… es increible, pero nos hará falta mucha práctica!

    Un abrazo maestro!

  5. MARIOO NO PODES SER TAN MALVADO !!!!

    no me mandes a leer el SEX CRACK … soy de ARGENTINA y NO ESTAAAAAAAAA me quiero matarrrrrrrrrrrrrr

    ni en Buenos Aires… ya no hay ni sex code, NADA DE NADA…
    yo soy de Tucumán, (Noroeste de argentina) aca menos que menos…

    de todas formas, me sorprende tu articulo!, en diciembre tengo un colega que va a españa y le voy a pedir que me traiga un sex crack !

    saludos!

  6. Mario, me encanta la manera que tienes de escribir, no se si es ésta fina manera que tienes de usar tu perspectiva del YO mientras escribes, la experiencia de haber escrito 2 libros o las 2 cosas a la vez, pero es un placer leerte, y gràcias por escribir la interacción con tus comentarios, que son siempre muy instructivos, y gracias por compartir tu sabiduría, aprecio sinceramente esta generosidad que muestras.
    Un abrazo
    MOJO.

  7. Mario, al leerte parece todo tan fácil…
    Muchas gracias por compartir tus experiencias con todos nosotros.
    Cada dia estoy mas contento de tomar este camino, me cuesta, pero los pequeños logros y avances me compensan el sacrificio.
    Un abrazo
    GRILLO

  8. jajjaja…mario…eres un perro (en el sentido mas enaltecedor posible), sabes no se cuanto tiempo necesitare para tener tu juego, pero te aseguro que muy pronto me conoceras y enriqueceremos mas este campo en donde tu estas haciendo historia.
    pd. por favor contesta las dudas y consultas que te envian.ok

  9. hola mario.
    te cuento que acabo de conocer las artes venusianas. y estoy empezando a recorrer este camino. quiero llegar a ser tan bueno en el juego como tu!!!
    bueno, suerte para todos.
    y super buena tu seduccion ecologica.
    xaooo.

  10. Yo no soy un seductor. Solo soy un antropologo frio y academico. Lo que quiero decirles es que Mario Luna no ha manoseado la Antropologia Humana, la ha enriquecido con sus aportes, sin ser un academico, el ha dado en uno de los puntos claves mas importantes del desarrollo humano, cual es la relacion entre hombre y mujer. Es importante reconocer que la metodologia de la relacion entre hombre y mujer debio ser escuchada desde hace mucho, sin embargo pocos lo hicieron. Ahora que Mario lo dice y lo escuchan bien por ellos y por la celula basica de la sociedad, que es la familia. Con seductores eticos que persigan el atavio y la devocion de la mujer hacia la familia quiza podamos combatir el alto margen de divorcio en el mundo. Enhorabuena!!!

  11. hola Mario.
    fantastico!!! tu prespectiva del yo, llevarla a tu marco de una forma tan sutil y q la otra persona sienta lo q tu estas sintiendo, predestinacion, romance, confort, conexion. Realmente lo q haces es muy importante, estas ayudando a muchas personas!!
    (para todos aquellos escepticos, realmente con tiempo y perseverancia estas cosas ocurren, y cuando suceden son magicas!!.)
    pd: Nos has abierto un mundo realmente divertido y fascinante como es el sargeo. Gracias!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s