semiayuno – Día 1

La noche ha sido poco ‘movida’ y es que las agujetas se han apoderado de todos mis músculos.

Me incorporo como puedo. ¡Joder con mis piernas! Deben estar rotas. Me duele desde donde acaba el esternón hasta las uñas de los pies. Poco a poco, cojeando, camino hacia el cuarto de baño para recoger mi peso actual: 91,7Kg (Hago pipí y popó). Después continúo hacia la cocina. Allí, en la nevera, se encuentra mi sirope de arce ya preparado gracias a Eva. Es muy fácil de preparar.
Para dos litros:

  • 200ml de zumo de limón
  • 200ml de sirope de arce
  • 1600ml de agua
  • Pimienta de cayena (una punta de cuchillo)

Le pego el primer trago. Está dulce y es agradable. La lástima es que sé que en unos días no me apetecerá para nada. Me siento en frente del ordenador y comienzo ha introducir datos y más datos. Seducción, nutrición, ejercicios… Llega la hora de comer. ¡Ah, no! Que yo no como… jejeje. La verdad es que mi organismo está respondiendo perfectamente. De hecho el chocolate de la otra noche no me sentó demasiado bien y eso que soy muy glotón. Esto de llevar dos mesecitos de buenos hábitos se nota.

Son las 18’30 y tengo que ir ya al gimnasio. Es hora punta y no me gusta mucho pero como he tenido que descansar una horita de siesta pues no tengo otra.
Hoy me toca entrenar pecho y tríceps. En este punto de entrenamiento hago cuatro ejercicios de pecho con cuatro series y dos de tríceps con tres series.

Pecho:

  • Press de banca inclinado (parte superior). 4 x (8 – 10)
  • Press de banca plano. 4 x (8 – 10)
  • Fondos en paralelas (agarre ancho). 4 x (8 – 10)
  • Aperturas en contractor de pecho. 4 x (8 – 10)

Tríceps:

  • Press francés en banco plano. 2 x (8 – 10)
  • Extensión alternada de los codos en polea alta. (Manos en supinación) 2 x (8 – 10)

Mis sensaciones durante el entrenamiento han sido bastante buenas. He podido subir un poco de peso notando mejorías, estoy contento. He olvidado mencionar que para entrenar hay que llevarse agua, no sirope. Éste debe tomarse antes y después no durante.

Evidentemente el hecho de que sea hora punta tiene un par de factores que hace que la duración el entrenamiento se prolongue hasta las dos horas. Por un lado se encuentran muchas máquinas ocupadas y, a veces, no hay más remedio que esperar y, por otro, te encuentras con gente que hacía mucho tiempo que no veías y haces unas cuantas series de lengua, jejeje. Así que a la hora de cenar a casita. Un poco de CSI y zzzzzzzz.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s