mi Kobayashi Maru

Barcelona,  20/06/2009

Son las 12.30h. Salgo de compras, tengo una cita a las 19h  y toda la ropa me viene grande. Suena el móvil, es Cobaya. Con una sonrisa descuelgo el teléfono. Ha llegado el momento.

Me persigue desde hace tiempo. Mails, SMS, llamadas que no respondo… Dice que quiere verme, pero ignora que esta vez será distinto.

(más…)