valor sólido y valor percibido

Lo que uno es en la vida seduciendo – lo que las chicas ven por Cachondo Mental

Me gustaría comentar algunos pensamientos que llevan tiempo rondándome la cabeza y que, a lo mejor, puede que tenga más gente…

Yo particularmente nunca he sido un gran seductor, pero la verdad es que siempre ha habido cosas que he tenido muy claras. Ciertas cuestiones éticas y ciertas cosas que he pensado de la vida que me han ayudado mucho en relaciones con mujeres y relaciones de todo tipo. Quizá este post esté de más aquí, pero, al menos para mí, ocupa una parte importante de mis pensamientos.

Me he dado cuenta de que al ingresar en este tipo de comunidades, y al ver tantos métodos y teorías que funcionan, hay, a veces, tendencia a olvidar esas cuestiones éticas que antes respetábamos y que ahora, al menos en mi caso, a veces no sabemos cómo enfocar. Porque cada uno tiene su ética y sus valores, y lo que para una persona es correcto y va con él, para otra no tiene por qué ser así. Y que el método o la forma de sargear de alguien funcione no quiere decir que nosotros tengamos que hacerlo, ni que sea algo que vaya con nosotros.

Podemos aprender de esa experiencia siguiendo con nuestra forma de ver las cosas y con nuestra forma de pensar, creo yo.

Yo, por ejemplo, hay ciertas “máximas”que he mantenido, aunque a veces sean contraproducentes en el sargeo :

1-) La primera es no mentir. Yo me considero un tio interesante con una vida interesante, y eso es lo que siempre les ha gustado a las mujeres de mí. Me encanta tomarles el pelo y mentir de coña, cuando ellas saben perfectamente que estoy vacilando, pero no me gusta nada que ella piense que soy o hago algo que no hago ni soy.

Creo que si alguien no tuviera una vida interesante o considerara que hay algo que no le gusta de su vida, lo que merece la pena en vez de mentir es cambiar eso que no te gusta. Además, creo que una persona segura de sí misma, con un marco de verdad potente, no necesita mentir, porque le da igual lo que piense la tía, y eso creo que es muy importante.

2-) Otra máxima es que, pese a todo, hay que respetar a la gente y que cuando se le hace daño a una tía (igual que si se le hace daño a cualquiera) hay que dejar a un lado el sargeo. Una nega mal entendido, con una tía que tiene un complejo (que hay veces que puede ser realmente un trauma desagradable), es algo de lo que en un momento dado quizá haya que disculparse, poner cariño y dejarse de sargeos.

3-) Para mi, otra cosa que tampoco me gusta es lo que tenga que ver con “manipular“. Para mí, es muy interesante leer y estudiar rutinas de otra gente, porque es algo de lo que se aprende mucho. Pero a mí me gusta improvisar y crear yo las rutinas sobre la marcha, no me gusta usar ciertos materiales que sé que si la tía supiera que no son míos, harían que me mandara a la mierda.

4-) Y eso lleva al siguiente punto. No me gusta usar o decir cosas que sé que si la tía supiera de dónde las he sacado me mandara a la mierda. Por eso creo tanto en el Juego Interno. Porque una tía se puede cabrear si le dices el mismo nega o el mismo piropo que a todas las demás, pero ninguna mujer se va a cabrear si te ve seguro de ti mismo, si te ve un chulifresco y si ve que sabes cómo seducirla. Es más, siempre que tu material sea de verdad algo tuyo y espontáneo, creo que si la cosa prosperase le puedes decir perfectamente algo tipo: yo era un frusco, pero he cambiado, he aprendido a entender a las tías y he aprendido a ser alguien seguro de mi mismo. Y eso a ninguna tía le va a parecer mal.

5-) Otra cosa que a mí no me gusta es que a veces, al sargear, te acabas olvidando que a lo mejor estás con un colega. Y joder, para mí, un colega es sagrado, y está por encima de cualquier tía del planeta. Mis amigos, algunos son fruscos, pero la verdad es que no son ni babosos, ni maleducados ni nada por el estilo y estoy muy orgulloso de ellos. Y si estoy con ellos y entro a unas tías, inmediatamente se los presento. Quizá al principio no tenga tanto valor, como usarles de “ala”. Pero al cabo de un rato creo que a uno le da un marco muy sólido porque la tía ve que pones a tu gente por encima de todo y que te la trae flojísima lo que ella piense, tus amigos están por encima. Tampoco creo que sea imprescindible entrar a los sets “solo”. Conozco naturales que entran de coña en grupo (aunque sea uno el que lleve la voz al principio), luego se presentan todos y eso funciona muy muy bien también.

6-) Salir a pasárselo bien y hacer amigos también. Cualquier excusa es buena para hacer buenos amigos y conocer gente interesante. En la vida nunca se sabe dónde y cómo acabarás. Quizá en un grupo mixto resulta que todos son pareja entre sí, pero pueden ser encantadores. Y si hay muy buen rollo, ¿por qué no disfrutar de la situación y hacer nuevos amigos? Eso puede significar quizá conocer a sus hermanos, primas, amigas o lo que sea. O quizá no, pero la amistad en sí, siempre merece la pena.

La verdad es que estas son cosas que todos mis amigos naturales hacen. Y para mí los naturales son un ejemplo a seguir. Son amigos que han sido muy buenos amigos míos y me han enseñado a entender mejor a las tias. Y, poco a poco, mi meta es ir cambiando de verdad e ir ganando esa seguridad y esa experiencia que naturalmente haga que tenga la capacidad de ligarme a las tías que a mí me gustan. Porque no me interesa poderme ligar a cualquier tía (eso tampoco es muy posible), sino que quiero poder ligarme a las tías que a MI me gustan.

Y me gustaría concluir diciendo que para mí es muy importante saber para lo que estoy aquí. En el fondo, mi meta, como ya he dicho es conseguir naturalmente ser alguien atractivo y capaz de seducir a las mujeres que a mí me gustan. E incluso en un futuro enamorarme. No sabéis cuánto le debo a cosas como el “método” o como esta comunidad. Y me ayuda mucho en mi meta.

Lo que quiero decir es que, lo que uno es y lo que uno piensa de la vida y lo que uno quiere, debe permanecer igual, con método o sin él.

Con esto no quiero decir que mis máximas sean buenas ni malas. Las he puesto de ejemplo en el sentido de que son los principios que cada uno tiene. Y me parece genial, que cada uno mantenga los suyos y utilice lo que quiera siempre que sea lo que de verdad quiere.

Espero que si alguien ha pensado estas cosas, se sienta identificado.

Un abrazo para todos.

_______________

Mario Luna, fundador del Equipo Seducción Científica y autor de las obras
Sex Code: El Manual Práctico de los Maestros de la Seducción ©2007
Sex Crack: Conviértete en un Maestro de la Seducción ©2009
Apocalípsex: Los 10 Mandamientos de la Seducción ©2011