Pedrito,

Es admirable el espíritu que muestras con tu interés y, antes de responder a tus preguntas, quiero decirte que, a mi modo de ver, estás en la dirección correcta hacía el éxito, no sólo con las mujeres, sino contigo mismo.

Declarada mi admiración, prosigo a contestarte:

Un ejemplo de la dinámica del pescador la puedes encontrar en el siguiente enlace:
http://www.seduccioncientifica.com/dinamica-pescador/

Debo decir que esta dinámica está basada en los conocimientos de que disponíamos hace más de dos años. En la actualidad y, tras el MAXVACUARO SECUENCIADO (Sex Crack), dicha dinámica conlleva algunos cambios sustanciales. Aunque en esencia se mantiene el principio.

Por todos es ya sabido que hoy por hoy existen tres dinámicas: VALOR, ROMANCE y CUALIFICACIÓN.

¿Qué es la CUALIFICACIÓN?

Ni más ni menos que el puente que existe entre el ROMANCE y el VALOR. Es decir, aquella herramienta que nos sirve para proyectar ROMANCE sin perder VALOR y proyectar VALOR sin perder ROMANCE. O sea que es la justificación entre las otras dos dinámicas.

Con esto quiero decir, que mientras que antaño se creía que la CUALIFICACIÓN se daba solamente en un momento puntual de la seducción, hoy por hoy se sabe que esta dinámica es tan importante y necesaria como las otras dos.

Por otro lado, esa ‘dinámica’ está compuesta en la actualidad por lo que llamamos CEBOS y PREMIOS. Existiendo un completo abanico de CEBOS que buscan, como indica la palabra, hacer partícipe de una forma u otra del interés y/o inversión del objetivo para, posteriormente, PREMIARLA óptimamente (calibraje) según nuestros intereses.

¿Cómo cualifico yo?

Las subdinámicas existentes en el Sex Crack son impresionantes y, obviamente, sigo haciendo uso de las que siempre he hecho, más ahora puedo aplicar otras que desconocía…

Todo va a depender de la persona con la que interactuemos. Por todos es sabido que hay situaciones en las que todo va rodado (ella invierte con facilidad, probablemente porque te perciba con mucho VALOR) y otras en las que sucede todo lo contrario (quizá esté cansada y no le apetezca contar cosas personales o sencillamente piense que va a tener una conversación insulsa).

Una de las cosas, a priori, a tener en cuenta es la regla 80/20.

  • 80% de afirmaciones.
  • 20% de preguntas. ¿Qué tipo de preguntas? Abiertas

    ¿Quiere esto decir que vamos a estar charrando un 80% y ella el 20% restante?
    Para nada.

    Yo, desde que escuché que tenemos dos oídos y una boca he estado de acuerdo en la afirmación de que debemos escuchar el doble de lo que hablamos, o por lo menos 50/50.

    ¿Entonces qué pasa con ese 80% de afirmaciones?
    Muy sencillo… ¿Acaso no se puede preguntar con una afirmación?

    Pongamos que llevamos hablado 10 minutos con una chica y, por su comunicación no verbal, sus gestos, etc. percibimos que todavía está siendo reservada. Esperamos al momento en que veamos que es propicio profundizar y…

    Núcleo: Tengo la sensación de que tienes algo muy interesante que contarme.
    TB: ¿A qué te refieres?
    Núcleo: Dímelo tú…
    TB: Bueno quizá bla, bla, bla…

    Como puedes observar en ningún momento hemos preguntado nada, pero esas afirmaciones en realidad eran una pregunta.

    Otra herramienta imprescindible es la PERSPECTIVA DEL YO.

    En el ejemplo anterior, se puede apreciar como en la primera frase digo: ‘Tengo la sensación de…’ En este caso hablo de lo que yo percibo, que puede o no ser cierto pero es mi percepción de la realidad.

    Supongamos que la chica no se abre en ese momento…

    Núcleo: Tengo la sensación de que tienes algo muy interesante que contarme. (Afirmación en lugar de pregunta)
    TB: ¿A qué te refieres?
    Núcleo: Dímelo tú… (Afirmación en lugar de pregunta)
    TB: Oye, ¿de qué vas? (Objeción: Parece haber falta de confianza)
    Núcleo: Mientras me contabas tu experiencia de aquel examen oral me ha dado la sensación de que te ponías un poco nerviosa. (PERSPECTIVA DEL YO) ¿Sabes? Aún puedo recordar la última vez que tuve que exponer en público y… – silencio y expresión del rostro de preocupación por el recuerdo. (CEBO PELOTA)
    TB: ¿y? – intrigada.
    Núcleo: y no logro olvidar la primera vez que tuve que hacerlo… – silencio (CEBO PELOTA)
    TB: ¿Sueles hablar en público?
    Núcleo: Y me preocupa mucho porque es una gran responsabilidad… (CEBO PELOTA)
    TB: ¿Eres maestro?
    Núcleo: En gran medida. ¿Pero sabes de lo que más estoy orgulloso? (CEBO PELOTA)
    TB: -con cara de esperar la respuesta.
    Núcleo: De que fuese capaz de superar aquel primer trauma.
    TB: Vaya, a mí me pasa igual. Recuerdo la primera vez que tuve que exponer el temario. Creo que tardé del orden del minuto en poder articular palabra. ¿Sabes esa sensación de decir me lo sé pero me he quedado en blanco?
    Núcleo: – Sonrisa cómplice. (Dándole aprobación) (CEBO ASPIRADOR + PREMIO)
    TB: bla, bla, bla.

    Como se puede observar ha sido necesario que me abriese yo para conseguir la inversión por su parte.

    Para hacerlo creíble y que no fuese un monólogo me he encargado de ir dándole CEBOS PELOTA de manera que mi inversión estuviese justificada por su interés. Así, cuando ella ha encontrado la confianza ha comenzado a invertir y es entonces cuando he fomentado su inversión premiándola con un gesto de complicidad y agrado por su colaboración (CEBO ASPIRADOR+ PREMIO).

    Como puedes observar éste es un ejemplo de CUALIFICACIÓN básico en el que se consigue una pequeña escalada emocional: Confianza. Por supuesto que para continuar escalando emocional, logística y físicamente hay que continuar haciendo uso de estas y otras herramientas.

    Espero haberme explicado bien y ya sabes…
    Be Aven my friend!
    Nú.

    PEDRITO preguntó:
    Estimado Núcleo, tengo Sex Code y Sex Crack, buenos libros.

    Leo este foro y me ilustro todo lo que puedo.

    ¿Me gustaría saber como cualifica Núcleo a una Mujer? Y me explicara, su teoría de la dinámica del pescador para cualificar.