sargeo con recepcionista francesa

Sargeo con recepcionista francesa por Luis Le Bon

Mie Feb 14, 2007 12:06 am

14/02/07————————

Hola amigos.

Esta tarde he acudido a cobrar una actuación de hace una semana como pianista en un hotel de mi ciudad.

Como exige el protocolo iba vestido de traje. Iba muy atractivo.

Al llegar al hotel me he acercado a la recepción con la intención de preguntar por el gerente, pero cual ha sido mi sorpresa al encontrarme a una rubia de pelo liso con la pálida tez de una europea del norte. Yo actúo en este hotel una o dos veces al mes. Esta chica era nueva.

Ella hablaba por teléfono atendiendo a una clienta.

Me he posicionado en una esquina y al terminar de hablar se ha acercado con la misma sonrisa profesional que mostraría cualquier recepcionista ante cualquier cliente.

-Buenos días, en qué le puedo ayudar? – me dice con un acento francés.
-Buenas tardes.-la miro fijamente y tardo unos instantes sonriendo pero examinando el interior de su mirada.- Soy el dueño de este hotel. No te conozco.- le digo con voz profunda.

Ella abre los ojos como platos, sonríe con miedo, y se muestra muy nerviosa.

-Soy Celine. Encantada- y me da la mano.
-Dame dos besos, Celine. Por muy multimillonario que sea puedo apreciar el contacto con una belleza como la tuya.
-Gracias, señor.
-No. por favor. No me llames señor. Llámame majestad.- su cara vuelve a sorprenderse.
-Majestad.
-Sí. Excelentísima majestad -insisto.
-D´acord -se le escapa.
-Espero que memorices este momento, Celine. Memoriza esto. ¿Lo has memorizado?
-Sí, señor.
-Majestad. Pues ahora avisa al señor Gómez y dile que subo a su despacho.
-En seguida.

Al llegar al despacho del señor Gómez (persona de confianza, mi jefe ), me abre la puerta con una carcajada.

-Eres un cabrón.
-Entre otras cosas.
-Yo creo que no ha pasado más vergüenza en su vida.
-¿Quien?
-La nueva recepcionista francesa. Me llama y me dice “señor Gómez el dueño del hotel sube a a verle”. Yo cuando ha dicho esto, he pensado en ti. Le he preguntado, tiene perilla y el pelo largo. Me dice sí. Yo he intentado seguirte la broma pero no he podido evitarlo. Y se me ha escapado la risa. Le he dicho que eres el pianista.

-Has hecho bien.
-No te la vas a follar. Te va a matar.

Cuando ha dicho eso mi jefe, verdaderamente millonario y con una decena más de años que yo, he pensado la suerte que tengo de ser consciente de mi talento. Realmente mi jefe no conoce a las mujeres.

-No lo creo.

Tras pagarme me ha comentado fechas de próximas actuaciones.
Me he despedido con un apretón de manos. Delante del espejo me he ordenado algunos mechones del cabello en el baño. Estaba muy atractivo.

Me he acercado al mueble de recepción con una sonrisa. Ella estaba escribiendo algo. Entonces se ha girado para verme. El azul de sus ojos se ha agrandado durante un instante previo al sonrojo más exagerado que jamás he visto. Ha seguido escribiendo.

Me he acercado hasta apoyar el codo en el mueble.

-Hola, Celine.

Ella estaba tan tan tan avergonzada que iba a ser complicado que me dedicara tan solo una mirada. Tenía que facilitarle las cosas.

-Hola.
-Celine. Estoy convencido de que eres una chica tan sumamente inteligente que tu gran sentido del humor te va a permitir reírte de esto.
-Sí. Es gracioso.- me dice completamente seria.
Eso me ha parecido sublime. Estaba completamente seria diciéndome que algo era gracioso.
-Celine. Por favor, ríete. Si no te ríes me vas a hacer llorar de culpabilidad.- ella se relaja un poco.
-Puedes llorar si quieres.

Ha sido verdaderamente cómico ver a una francesa preciosa hablar con acento francés hacerse la digna.

-Eres muy vengativa.
-Y tú un mentiroso. -Ella estaba en un momento absolutamente emocional. Tenía que conseguir la maniobra que me diera el vuelco a mi favor.
-Celine, párate a pensar. Si te he montado todo esto es porque soy un chico divertido y que intenta conocerte. Pero me lo estoy pensando.
Aquí tienes mi tarjeta. LLámame para quedar mañana. Podrás vengarte de mí pegándome con un palo mientras te enseño el mejor sitio de Jazz en Valencia.

Quiero conocerte, porque tu sonrisa es más bonita que tus ojos.

Le he dejado la tarjeta.

Hace media hora me ha mandado un mensaje.

“Mañana me llevas a escuchar jazz pero yo te prometo me que pego a ti con un palo”.

19/02/07————————————

Creo que esto merece un post aparte

Gracias amigos por vuestros comentarios.

Por cierto, la recepcionista me ha mandado dos mensajes.

“O cumples tu palabra y me sacas una noche o le digo a todo el hotel que el pianista malo ha violado a recepcionista inocente”

Como veis la chica, tiene un humor bastante original

Yo le he contestado:

“Todo el mundo te creería a ti. Pero has pensado en la posibilidad de que lo único que pretenda sea violarte como dices? No serias mi primera vez.

Ella ha contestado
.
“Lo he pensado. Pero llevaré un cinturón castoso (supongo que querrá decir de castidad)”

Yo le he contestado:

“Todas mis anteriores mujeres también se lo trajeron. Yo lo prefiero porque me encanta el sexo oral. Pero por favor, si quedamos que sea para conocernos. Estoy cansado de los orgasmos ajenos y me apetece una conversación interesante”

No me ha contestado.
Os cabe alguna duda de lo que pasará si accede a quedar?

26/02/07————————————

Chicos, si os acordáis el último mensaje mío fue más que explícito. Ella sabía que si quería quedar conmigo debía pagar un precio.

Pues bien. Ayer, después de una semana y pico, (la tia se lo ha tenido que pensar)… recibo esto:

“Hola pianista malo. La dulce recepcionista francesa se aburre en esta ciudad para tontos. La persona única que quiere sacarme es pianista malo. Y yo prefiero pianista malo que sola aburrida. Solo te pido que no intentes besarme la primera noche”

Bien, amigos. Aquí la tenemos. Intentando excusarse con el aburrimiento para poder quedar y eliminando su factor fulana pidiendo como una víctima que no la bese la primera noche. No pide nada para las siguientes…

Voy a sacarla…
Será divertido que su pianista malo no la intente besar y la soloamiguee… le va a romper los esquemas…

Que bien se está bien acompañado, amigos… incluso vale la pena rechazar a una recepcionista francesa…

Saludos…

13/03/07——————————–

Hola amigos.

Hoy he quedado con nuestra amiga la recepcionista francesa.

Ella me envió un mensaje por la mañana obviando mi último sms, directa y evitando matices.
“Te apetece ser mi guia en las calles de fallas?”
“Por supuesto. Quedamos a las siete en la puerta del hotel”

Me he arreglado un poco. No mucho.
He acudido puntual. Allí estaba. Un pantalón vaquero muy bien elegido, una chaqueta abierta con un precioso y generoso escote y un espléndido pelo suelto recién lavado. Ligeramente maquillada, ha utilizado un estilo casual, pero perfectamente estudiado.

Si recordáis, no es mi intención en este momento cerrar ni con beso ni con cama.
-Hola.
-Hola. Estás absolutamente preciosa. Creo incluso que eres la guiri más preciosa de todas las guiris que están y que se avecinan en estas fechas.
-Gracias…
-No me des las gracias. Solo te exijo que lo aproveches, y me seduzcas totalmente… Hoy me siento completamente capaz de enamorarme…
-Ja ja… Ya veo que eres un chico con mucha palabra.
-No te creas…. Solo me sé unas sesenta. Pero las utilizo estratégicamente…

Nos hemos reído… Hemos paseado… Me ha hablado de su vida, de sus aspiraciones, familia, bla bla bla…
Me ha tocado el turno… bla bla bla…

Estoy cansado y no me apetece mucho escribir. Pero haceros la idea de que era una chica muy agradable, ligeramente interesante sin ser cautivadora, pero muy consciente de sus palabras.
Estaba claro que había preparado la cita.

Nos hemos sentado en una cafetería…
Unas cervezas…. Ella cada vez intentaba mostrarse más sexy. Luchando contra mi actitud de “no eres lo suficiente para despertar mi instinto cazador”.
-Tú eres muy creído, no?
-Como?
-Si. Tú crees que eres un chico guapo, playboy…no?
-Ja ja ja. (Me he reído muy sinceramente.)-Estás esperando que te diga que me considero guapo para recriminarme que no tengo motivos para sentirme tan seguro de mí mismo?
-Pues… (la había pillado)… Pues… sí eres atractivo, muy atractivo. Interesante… pero…
-Pues querida, disfrútame y no pierdas el tiempo intentando hacerme creer que no soy lo que ves. Porque lo estás viendo. Y por eso estás aquí.

Ella se ha quedado flipada.
La conversación ha seguido un curso normal de chico chica con algo de tensión sexual. Yo me he distanciado sin despedirme oficialmente del interés sexual.

Me esperaban a las 10.

La he acompañado a casa y la he invitado a mi próxima e inminente obra de teatro.
Se ha despedido con un visible rencor. No ha podido hacerme los negas que quería….

_______________

Mario Luna, fundador del Equipo Seducción Científica y autor de las obras
Sex Code: El Manual Práctico de los Maestros de la Seducción ©2007
Sex Crack: Conviértete en un Maestro de la Seducción ©2009
Apocalípsex: Los 10 Mandamientos de la Seducción ©2011