gestiona tu energía

Cómo perdemos energía y cómo conseguirla por Tidus

A menudo queremos mejorar, pero nos falta “fuelle”, ganas, energía… cuando os encontréis en esta situación leed estos puntos.

1. Realizar dietas drásticas: no hagas dietas drásticas para adelgazar. En vez de eso equilibra la cantidad de calorías que consumes con la que gastas. Los alimentos son el combustible para nuestro cuerpo, cuanto menos comamos menos energía tendremos. Cómo cargar baterías: come de todo, no te atiborres y haz ejercicio regularmente.

2. No beber suficiente agua: El cansancio puede ser una seña de deshidratación (una pérdida del 2 por ciento de agua corporal supone la pérdida del 20 por ciento de la energía física). El agua es esencial para producir energía en las células. Como cargar baterías: si estás cansado te reanimarás tomando dos vasos de agua. Recuerda que para una correcta hidratación debes bebe dos litros de agua al día, por lo menos, repartidos a lo largo de la jornada.

3. Pasarse con el café: un café para desayunar es reconfortante, pero emplear la cafeína para mantenerse en piel a lo largo del día puede acarrearnos dolores de cabeza e, incluso, una baja concentración mental. Cómo cargar baterías: no tomes más de tres cafés al día y, por cada uno que tomes, bebe dos vasos de agua. Si eres un adicto al café, opta por el descafeinado. Mejor si ha sido descafeinado sólo con agua.

4. No desayunar bien: cómo no vas a estar todo el día hecho una piltrafa si para desayunar tan sólo tomas una taza de café. Como cargar baterías: para estar en forma durante toda la mañana necesitas un desayuno repleto de hidratos de carbono (fruta, tostadas, cereales) y alguna proteína (lácteos, huevos, jamón…)

5. Excederse con la comida: Si te has pasado comiendo, tu cuerpo necesitará más energía de la habitual para eliminar los residuos. Como cargar baterías: practica un “mini-ayuno”. Después de uno o varios días de exceso, prueba a tomar sólo fruta y verduras frescas durante un día y bebe agua para favorecer el proceso de eliminación de toxinas.

6. No hacer ejercicio: los expertos en medicina preventiva aseguran que la falta de ejercicio puede ser tan perjudicial para la salud como fumar media cajetilla de cigarrillos al día. Además, está comprobado que cuanto menos nos movemos más cansados nos sentimos. Cómo cargar baterías: practicar ejercicio moderado, de forma regular, puede incrementar tu energía en un 30 por ciento. Sólo necesitas caminar media hora al día o practicar ejercicio moderado tres días a la semana.

7. Respirar superficialmente: mantener una respiración rápida y superficial reduce drásticamente nuestra energía, pues las células no están bien oxigenadas. Cómo cargar baterías: realiza varias veces al día respiraciones energizantes (lentas y profundas desde el abdomen): coge aire por la nariz mientras expandes el estómago y suéltalo lentamente por la boca al tiempo que contraes el abdomen.

8. No disfrutar del contacto con la naturaleza: pasar todo el día inmerso en el humo de los coches o del tabaco, rodeado de equipos electrónicos, materiales sintéticos o el aire acondicionado consume nuestra energía. Cómo cargar baterías: los iones negativos que desprendes las hojas de los árboles favorecen la dilatación de los vasos sanguíneos, mejoran la oxigenación de los tejidos y combaten el estrés. Siempre que tengas oportunidad pasea por el campo o sencillamente por un parque cercano a tu casa para recuperar el tono perdido.

9. No ejercitar el cerebro: ejercitar el cerebro es tan importante como ejercitar el cuerpo, pues activar las conexiones nerviosas y estimular ambos hemisferios cerebrales es fundamental para mantener un nivel de energía adecuado a la demanda a la que estamos sometidos. Cómo cargar baterías: sólo tienes que practicar unos sencillos ejercicios de gimnasia cerebral, tales como: llevar un diario íntimo, observar el mundo tal y como lo hacen los niños, anticiparte a los hechos visualizando lo que vas a hacer.

10. Aburrirse como una ostra: el aburrimiento agota nuestra energía más que estar ocupados en algo que nos guste. La falta de nuevos desafíos nos vuelve perezosos y apáticos, y la repetición constante de los mismos gestos limita nuestra capacidad de reacción frente a imprevistos. Cómo cargar baterías: las nuevas experiencias favorecen la aparición de ideas y la creatividad, además de proporcionarnos un subidón de energía. Cambia tu rutina.

11. No dormir las horas necesarias: dormir menos horas de la que necesitamos es un mal hábito que nos pasa factura. La falta de sueño dificulta la concentración y hace que estemos más irritables y sobre todo mucho más cansados. Cómo cargar baterías: duerme las horas necesarias. No intentes mantenerte despierto artificialmente a base de café o estimulantes. Cena como mínimo dos horas antes de irte a la cama y no prolongues las actividades justo hasta el momento de acostarte.

12. Tomar azúcar en exceso: aunque el azúcar es una inyección instantánea de energía, produce un efecto rebote, pues al poco tiempo la sensación de agotamiento es mayor, ya que fuerza el funcionamiento de las glándulas suprarrenales. Cómo cargar baterías: busca la energía en los hidratos de carbono complejos (fruta, frutos secos o cereales integrales).

13. Despertarse bruscamente: un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association afirma que despertarse deforma brusca (con el despertador) en medio de un ciclo de sueño profundo nos hace estar cansados durante horas. Cómo cargar baterías: como, indiscutiblemente, te tienes que levantar, procura hacerlo de forma más suave y no te tires de la cama de golpe. ¡Estírate! Con el estiramiento se mejoran los niveles de energía, se aumenta el riego sanguíneo y se tiene más oxígeno. Ten en cuenta que, según los cronobiólogos (los que estudian nuestros relojes naturales internos), el mejor momento para levantarse es cuando empieza a haber luz natural, pues esta estimula hormonas energizantes, como la serotonina, el cortisol y la adrenalina, además de inhibir la melatonina, que ayuda en la inducción de sueño.

14. Seguir fumando: cada vez que enciendes un cigarrillo te expones a más de 200 productos químicos. Además, fumar priva tu organismo del oxígeno energizante y hace que el corazón trabaje el doble para compensarlo. Cómo cargar baterías: si dejas de fumar ahora mismo experimentarás un aumento de energía casi de inmediato.

15. No ver la luz del Sol: los científicos aseguran que las personas que pasan la mayor parte de su tiempo con iluminación artificial y alejadas de la luz natural sufren fatiga, neuralgias y depresión. Cómo cargar baterías: intenta mantener el máximo contacto posible con la luz solar, que favorece la producción de endorfinas, sustancias cerebrales relacionadas con el bienestar, o, en su defecto, cambia la iluminación actual por bombillas que imiten la luz natural, pinta las paredes de colores claros, sube las persianas y descorre las cortinas.

16. Beber alcohol: el alcohol es un depresivo y, aunque al principio no te lo parezca (no repone fuerzas, ni levanta el ánimo), podrás comprobarlo en cuestión de minutos (el 2 por ciento llega al cerebro en cuestión de segundos). El efecto es fulminante: ralentiza tanto los movimientos como la mente; eso sin mencionar que nadie se siente energético bajo los efectos de una resaca. Cómo cargar baterías: para que no afecte a tu rendimiento limita su consumo a pequeñas cantidades y durante las comidas, y, por supuesto, elimínalo si te estás medicando.

17. Enfrascarse en pensamientos negativos: los pensamientos negativos reducen drásticamente la energía. Restan alegría y entusiasmo y producen un desgaste mental capaz de mermar la producción en tu trabajo o cualquier tarea de tu vida diaria. Cómo cargar baterías: deja de pensar en cosas negativas o meditar sobre problemas potenciales. Visualízate en una situación agradable y obtendrás energía de ella. Por ejemplo no pienses en ir de vacaciones con todos sus complicados preparativos; imagínate ya allí. Tu subconsciente responderá a los pensamientos positivos y actuará de acuerdo a ellos. O por ejemplo no pienses en ser funcionario con todo el sufrimiento que conlleva un estudio tan fuerte, imagínate siendo ya un funcionario.
_________________

Mario Luna, fundador del Equipo Seducción Científica y autor de las obras
Sex Code: El Manual Práctico de los Maestros de la Seducción ©2007
Sex Crack: Conviértete en un Maestro de la Seducción ©2009
Apocalípsex: Los 10 Mandamientos de la Seducción ©2011