chulifresco divertido

Ligar con el chulifresco divertido: qué, cuándo y cómo por Mario Luna

Hola a todos.

Hoy me gustaría tratar un tema que, por lo general, suele despertar bastante interés.

Estoy seguro de que mucha gente está familiarizada con el C&F (CHULO GRACIOSO) de Deangelo. Sin embargo, algunos de vosotros todavía tenéis dudas sobre cómo y cuándo usarlo. Y, más aún, sobre hasta qué extremo hay que llevarlo, cuándo nos estamos pasando de la raya, etc.

Se trata de un tema al que yo mismo he dedicado bastantes horas de práctica y reflexión.

Empecemos.

Antes que nada, debo explicaros que en mi escuela hablamos de CHULIFRESCO DIVERTIDO, más que de C&F (o CHULO-GRACIOSO).

Pero, ¿en qué consiste exactamente esto que yo he venido en llamar la actitud del CHULIFRESCO DIVERTIDO?

El CHULIFRESCO DIVERTIDO se conoce también entre las mujeres como LA VERSIÓN CRECIDITA DE AQUEL NIÑO QUE TE HACÍA LA PÚA EN LOS RECREOS.

¿Y por qué, os preguntaréis? ¿Por qué hemos preferido el término CHULIFRESCO DIVERTIDO a CHULO-GRACIOSO?

Para que podáis entenderlo, necesito que penséis bien en la composición de estas palabras y de lo que cada una de SUS PARTES representa. Porque la palabrita, después de todo, no es casual.

Así, tenemos:

1. CHULI (de chulo, arrogante, etc.)

2. FRESCO (de fresco, atrevido, etc.)

3. DIVERTIDO (con humor, juguetón, con chispa).

La actitud del CHULIFRESCO hace siempre uso de estos tres elementos. Uno de ellos (el humor) es fijo, en tanto que los otros dos pueden alternarse o combinarse.

Por un lado puede desplegar arrogancia (“CHULO”), atrevimiento (“FRESCO”) o una combinación de ambos.

Por último, se servirá del recurso humorístico (“DIVERTIDO”), pero esto último lo hará de forma invariable y en todo momento.

Sabiendo que el elemento del humor es fijo, ¿cuándo debemos usar más la actitud del CHULIFRESCO? ¿Y cuándo debemos basarnos más en la actitud de CHULO, y más en la de FRESCO?

Pues bien, por lo que toca a la parte de la arrogancia (CHULO), haremos más hincapié en ella cuando la TB parezca cuestionar nuestro VALOR, pero menos si esta ya nos ofrece claros IDIs.

De no hacerlo así, nuestra actitud podría ser interpretada como soberbia o inseguridad. Es decir, una DEV (Demostración de Escaso Valor).

Ocurre exactamente lo contrario con la parte de atrevido (FRESCO). Ésta conviene acentuarla en los casos en que partimos de un alto VALOR en la mente del OBJETIVO, pero la usaremos menos si nuestro CALIBRAJE nos indica que la TB se siente por encima de nosotros.

Si no tomáramos esta precaución, el atrevimiento podría ser interpretado como desesperación y necesidad, convirtiéndose en una DEV. Podría incluso hacernos pasar por un Fruscambriento (conocido entre las mujeres por “salido” o “muerto de hambre”)

Pero, antes de seguir avanzando, nos vendrán bien ALGUNOS EJEMPLOS de lo que entiendo por hacer más énfasis en la parte de CHULO y en aquella de FRESCO:

Más CHULO que fresco:

“Se mira, pero no se toca”.

“¿Sabes lo que dice una chica después de su tercer orgasmo? ¿No? Pues yo sí.” (A lo James Bond)

“¿Son de verdad?”

(Esta última también podría ser un NEGA. Dicho sea de paso, la principal diferencia entre el NEGA y la actitud del CHULIFRESCO, es que la segunda es explícita. Es decir, con el CHULIFRESCO es obvio que estás jugando.)

“¿Te he dicho alguna vez el increíble trabajo que estás haciendo?…” Pausa. “Hay una razón”

Más FRESCO que chulo:

“¿Sabes? Tu pelo hace perfecto juego con mi almohada.”

“Si quedamos para desayunar juntos, ¿cómo te despierto? ¿Por teléfono o con el codo?”

“Realmente estoy luchando esta noche contra la necesidad de hacerte la mujer más feliz del mundo”.

“Tú. Yo. Esposas. Nata líquida. ¿Alguna pregunta?”

Por cierto, esta son la clase de comentarios que se hacen con una sonrisa maliciosa. Simple, ¿no?

Una vez observado esto, debéis también tener presente cuándo y cómo usar, en general, la actitud del CHULIFRESCO DIVERTIDO.

Por lo común, si la TB en cuestión resiente vuestras “gracias”, se trata de un claro síntoma de que aun no os habéis convertido en un cinturón negro en humor borde.

Por supuesto, esto varía de mujer a mujer, su vulnerabilidad, etc. Por ello, será necesario individualizar el tratamiento.

En otras palabras, CALIBRAD.

Pero, generalizando, podemos decir que si el OBJETIVO os ríe las gracias, lo estáis haciendo bien.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando nos pasamos de la raya?

Como muchos habréis experimentado en propia piel, calibrar mal y “pasarse de la raya” suele transmitir inseguridad y, por lo tanto, acarrear DEVs. Es dicha regla, precisamente, la que marca la línea divisoria entre el CHULIFRESCO DIVERTIDO y el FRUSCAPULLO o soberbio avinagrado del que la mujer mínimamente inteligente suele huir.

En general, todo lo que transmita que os empeñáis en proyectar más VALOR cuando ya contáis con suficiente, puede ser interpretado como inseguridad, una coraza, una DEV.

Con todo, si al principio caéis en alguna de estas odiosas categorías, no os preocupéis: la maestría va de la mano de la experiencia.

Lo más que puedo deciros es que intentéis ver lo que habéis podido hacer mal y que sigáis afinando vuestra herramienta para el futuro.

En cuanto a las etapas, es normal subir la CHULERÍA durante la CAMPAÑA DE VALOR. (Atraction Stage, para muchos)

En la CAMPAÑA DE ROMANCE (Comfort Stage), por el contrario, la interacción agradece mucho más algún que otro comentario claramente FRESCO dejado caer con suficiente gracia.

Pero, en realidad, y si la TB no os resiente por ello, no hay límite de hasta dónde podéis llevar la técnica. Yo, por ejemplo, he llegado a hacerlo durante meses a alguna de mis novias y… ¿sabes qué? ¡Les encantaba!

En muy poco tiempo, se acaba convirtiendo en una especie de juego para ellas. Algo que echarán de menos cuando estén con otro hombre menos juguetón.

Por último, recordad que a la hora de CALIBRAR nunca hay que basarse en las palabras del OBJETIVO, sino en cómo responde.

De hecho, todo depende de cómo respondan.

Si os dice algo como: “¡Qúe borde!” o “¡Menudo pedazo de chulo estás hecho!” con una sonrisita y brillo en los ojos, está claro que le gusta.

A veces, incluso, puede que ni siquiera os ofrezca esos signos y que os esté poniendo a prueba con uno de sus TESTS DE APTITUD.

Cuando esto ocurra, lo descubriréis llevando las cosas un poco al límite y observando que -pese a ello o precisamente por ello- PASÁIS DE NIVEL. En otros casos, cruzaréis realmente la línea y perderéis. Pero esto os servirá para calibrar mejor en el futuro.

Espero haberos aclarado algo. Por favor, no dudéis en hacerme cualquier pregunta sobre este tema. Es uno de mis favoritos.

Saludos y…

Que el espíritu Aven os acompañe.

_________________
Mario Luna, fundador del Equipo Seducción Científica y autor de las obras
Sex Code: El Manual Práctico de los Maestros de la Seducción ©2007
Sex Crack: Conviértete en un Maestro de la Seducción ©2009
Apocalípsex: Los 10 Mandamientos de la Seducción ©2011