Quien quiere hacer algo encuentra motivos, quien no quiere hacerlo encuentra escusas.

Sucede a nivel subconsciente. Cada vez que decimos querer hacer algo y no lo hacemos en realidad nos estamos ‘engañando’ a nosotros mismos. Piénsalo detenidamente: Cuando realmente has querido hacer algo, ¿qué te lo ha impedido?

Si no te viene ningún ejemplo en mente piensa en todo lo que has sido capaz de hacer por esa chica que te traía loco. ¿Verdad que has hecho cosas que no harías ni por ti ni por gran parte de tus amigos?

Tenemos miedo a la luz, no a la oscuridad.

En la mayoría de ámbitos de nuestra vida no somos conscientes de lo que nos perdemos por miedo a perder. Preferimos aferrarnos a lo que tenemos por miedo a perderlo en lugar de liberarnos de nuestras cargas y aceptar lo bueno que está por venir.

Una crisis no significa algo negativo, sólo significa cambio. Adaptarnos siempre nos hará crecer.